lunes, 18 de enero de 2010

UN GRITO SOLIDARIO POR HAITÍ


«Los políticos de nuestros países —los cuales, históricamente, no han sabido educar a nuestros pobres pueblos y que, en el ánimo de enriquecerse a costa del erario público, nos han convertido en cuna del imperialismo, de la corrupción y del narcotráfico— son los mayores culpables de nuestras vicisitudes y catástrofes —incluyendo hasta las naturales—, ya que, a mayores vicios de construcción en los edificios públicos y privados, mayores serán las desgracias ocurridas. ¡Analícelo usted muy detenidamente y verá!»

UN GRITO SOLIDARIO POR HAITÍ
Haití y Dominicana, pueblos hermanos
y alas geodésicas de un mismo pájaro son,
pájaro éste que, muy a duras penas,
transita con su pesada carga a cuesta
por entre los exigentes cielos de la vida;
hoy, ese pájaro insular, está herido,
herido de muerte en su ala occidental;
hoy, hasta el tropical calor humano
emanado de nuestros gemelos pueblos,
amainado está por la lúgubre frialdad traída a la isla
por la siempre intempestiva llegada de la muerte;
hoy Dominicana llora, con impotencia suprema
—aunque nunca  jamás cruzada de brazos—,
la postración inevitable de nuestro hermano siamés;
hoy imploramos desde aquí, desde el ala oriental
de Quisqueya, mucho más que en un canto, en un grito
desgarrador por  el dolor de nuestros más cercanos vecinos,
porque millones de manos solidarias apoyen, pero ya mismo,
la pronta recuperación del siempre valioso pueblo de Haití;
recordemos hoy aquí que, así, tal y como lo dijo Terencio,
resultará ser siempre, y mucho más aún ante las inefables
desgracias naturales que, sin avisar ni tocar, caen como rayos
sobre diversos segmentos humanos, dijo él y dijo muy bien:
Como el  humano que soy, nada humano me es ajeno...
cuestión ésta que, en el más llano lenguaje, se traduce como:
Lo que hoy ves que se hace por el destrozado Haití,
mañana podría estar haciéndose por ti...
Solidaridad, desprendimiento, filantropía y algo más,
es cuanto necesitamos para hacer avanzar la humanidad
hacia estadios superiores de bondadosa hermandad...
Para con Haití, elevemos hoy, al más alto grado posible,
la tea imperecedera de la humana solidaridad...

Autor: Rodolfo Cuevas©: 18/01/2010;
todos los derechos reservados, Ley 65-00.

40 comentarios:

Mercedes Pión dijo...

Rodolfo todos en mi casa estamos apoyando la causa y mas personas que conozco...hasta el mundo esta respondiendo a esto :) saludos!

MTeresa dijo...

Es terrible y desolador,
hay que solidarizarse
con los pobres
que tanto lo eran
y ahora
ni siquiera lo cuentan.
Cuánto dolor
¿qué puedo hacer yo?
Algo bueno,
seguro.

Me encantó tu poema,
revelador y exigente.
Un abrazo

Mon dijo...

Las imágenes de Haití me han llegado hasta mi pobre alma y con mucho dolor he tenido que resignarme, pues la solución está, sólo que estos políticos no les dan cabida ante sus negocios y ambiciones. Pueda ser que estas pobres personas salgan luego de este desastres. Con lagrimas de mis ojos te saludo Amigo mío, esperando que nada malo te pase.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, Mercedes, por sus tan alentadoras palabras... Ojalá más y más personas se unan a la causa...
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Así es, mi querida, pero sucede que la naturaleza es sabia, como tal, está exigiendo que el mundo vuelque sus miradas hacia Haití... Todos, aún aportando mínimamente, podemos hacer algo por ellos. me alegra mucho que te haya gustado mi poema, más aún lo revelador y exigente que es...
Un dulce y cariñoso abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Así es, mi querida Mon, son imágenes impactantes, de las cuales se desprende un crudo dolor que termina anonadando al más fuerte de los seres. Gracias del alma por tus buenos deseos para con mi persona; esperemos que, con la firme ayuda de todos, Haití pueda emerger de este desastre...
Un dulce y muy cariñoso abrazo.

Ursula dijo...

Rodolfo...

"Como el humano que soy, nada humano me es ajeno..."

ese también es mi clamor amigo querido, y el clamor del mundo entero... todos unidos en una sola causa... "ayuda a nuestros hermanos de Haití"

gracias por mostrar una vez más tu gran corazón!!!
te abrazo con cariño!!!

hermosos días!!

beso!!!

Nefertari dijo...

A mi abraza la impotencia, con esta terrible causa. Estoy conmocionada y desde mi ricon estoy apoyando lo que puedo.
Un abrazo

Liliana G. dijo...

Me pliego a tu desgarrador grito por los hermanos de Haití, la unión hace a la fuerza y ellos necesitan de la fuerza de nuestra ayuda para poder levantarse de entre los escombros.

Los gobiernos, como bien lo has dicho, son corruptos e insensibles. Ahora, en la desgracia, se deshacen en "ayuda humanitaria"... ¿Cuántos años hace que Haití los necesita?

Gracias por gritar estas verdades a los cuatro vientos.

Cariños, Rodolfo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Así es, Ursula querida, «Nada humano nos es ajeno», pero muchos, que se sienten ser superiores, a veces por el sólo color de la piel, ignoran o desconocen esta gran verdad. Ellos no recuerdan que «el rico y el pobre son platos que se sirven en la misma mesa: la de los gusanos».
Te quiero, Ursula, besos y abrazos, gracias...

Rodolfo Cuevas dijo...

Me lo imagino, amiga Nefertari; a veces uno no quisiera tener que ver ciertas cosas, pero para algo se está vivo... Debemos resistir y ayudar en lo posible...
Un tierno abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mil gracias, Liliana querida, por apoyar mi grito desgarrador y, para mí, desgarrante y desesperante... Haití es América, por tanto necesita de la ayuda de América y del mundo.
El mismo Haití constituye el mejor ejemplo de lo que pueden llegar a crear con su desmedida ambición los políticos corruptos que nos han tocados por aquí...
Gracias por su apoyo, gracias por su cariño, un muy tierno abrazo.

MTeresa dijo...

Querido amigo,
tus comentarios en mis posts
me revelan tu grandeza
¿sabes?
me animan a escribir,
eres algo así como
mi "muso"
¿te gusta el cargo?
ya sabes,
no me abandones.
Un abrazo

BEATRIZ dijo...

En adición a tu escrito, deseo compartir contigo y tus seguidores esta reflexión.
El grito desgarrador de nuestros hermanos haitianos resuena en nuestras entristecidas almas.

Haití de ayer, Haiti de hoy, Haití de siempre, de gente noble que solo quiere vivir en esta tierra bendecida por Dios.

Es Haiti, la primera colonia del llamado "nuevo mundo" en obtener su independendicia del yugo extranjero, pero este logro al igual que otros tantos, no sido reconocido. Entonces, me he preguntado, será que por Desición Divina, que en lugar de ser reconocido el 01 de Enero de 2010 por este hecho histórico, haya sido por la causa meramente fortuita que 11 dias más tarde, un devastador terremoto haya sido la que provocó que el mundo entero volcara su mirada hacia ellos.

Es responsabilidad de todos reconstruir esta olvidada nación.

Saludos,

Beatriz Martinez

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, querida María Teresa, por tan importante cargo, lo acepto agradecido y cumpliré siempre con mi rol de inspirarte; verás que no te abandonaré nunca.
Un dulce, cálido y muy tierno abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mi muy apreciada Beatriz, has hecho un valioso análisis sobre la situación haitiana, tanto pasada como presente; sucede, mi Reina, que Haití no tiene petroleo y el poco oro que tenía lo sacaron ya, por tal razón no le interesa a los imperios terrenales el conservarlo. Haití es una propiedad inherente a Latinoamerica y, por tanto, «sólo el pueblo salva al pueblo.»
Un gran abrazo.

paolav dijo...

Haití nos dice ¡la tarea no está cumplida! Han pasado más de doscientos años desde la Revolución Francesa y los ideales, de igualdad, fraternidad y libertad no se han hecho carne en toda la tierra ¿Cómo las distancias de los hombres pueden ser más grandes que las de los mares?
Algo hay que hacer...gritar ALTO.

Gracias Rodolfo por visitarme, espero que nos sigamos leyendo...

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias a uste Paolav, tanto por su visita como por su excelente comentario; gracias también por apoyarme en mi grito ALTO POR HAITÍ; de mi parte le prometo que sí, nos seguiremos leyendo...
Un tierno abrazo.

Daniela Matos dijo...

Rodolfo: Me extraña que digan que no hay comida, ni agua para los haitianos,todos los días se habla de la ayuda que se envía de todas partes del mundo, incluyendo México, mi país, donde hemos recabado toneladas de comida, agua, medicamentos, ropa, etc.
No sé hasta donde la desorganización y el caos, contribuya a no permitir que se reparta esta ayuda.
Por otro lado,es una lástima que se haya tenido que recurrir a la ayuda de los E.U, para detener los saqueos y poder poner un poco de orden en ese país.
Esperemos el resultado de esta intervención, ojalá y sea con buena intención.
Un saludo, amigo y nU otiseB: La Gata Rosa

Rodolfo Cuevas dijo...

Daniela,se dice que Napoleón dijo, algo así como: «Quitenmes los ejércitos, quitenme los recursos económicos, quitenme los alimentos, pero no me quiten la organización, porque sólo sin ella estaré perdido», queriendo, este gran estratega, indicar con ello que en todo trance LA OORGANIZACIÓN se torna vital. Cierto, en Haití hay muchas ayudas, pero no hay organización ni control, lo cual se hace importante para conjurar el caos: EL CONTROL. En cuanto a los EE.UU., éstos han sido bastante hipócritas en lo referente a la situación haitiana, la cual viene desde antes, sucede que ahora, con motivo del sismo, se ha agravado aún más.
Un cálido y tierno abrazo para ti, Gata Rosa.

Ana Márquez dijo...

Es muy hermoso, Rodolfo.
Todos estamos con los hermanos haitianos.
Un abrazo fuerte desde España.

Mariana dijo...

Da dolor querido Rodolfo que siempre se vea lo mismo ea decir le ha tocado a HAITI,pero como tu bien dices le puede tocar a cualquiera.Parece no importarles a nuestros gobiernos la suerte que nos toque jugar,tanto por insuficiencia edilicia o sanitaria o por lo que es peor por coimas a funcionarios que supuestamente deben velar por la seguridad como lo fué CROMAÑON, que pronto reine la Paz en HAITI,MIS RESPETOS A UN PUEBLO TAN CASTIGADO...y pensar que uno se hace problemas por tonterías.
Un cariño Rodolfo!

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, Ana, por su firme apoyo.
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mucho dolor, Mariana; y los líderes mundiales parecen ser isensibles ante el inmenso dolor de ese pueblo y de muchos otros que padecen iguales desgracias; pues lo ven, más que como personas, como esclavos que sirven a sus intereses o mano de obra barata para incrementar sus capitales.
Mi cariño para ti, amiga querida.

reltih dijo...

estoy contigo, me uno a tu grito de solidaridad. eso es mi querido hermano... pa'lante!!!!
un abrazo amigo

María dijo...

Rodolfo:

Apoyemos y abrigamos de solidaridad a todas estas personas que tanto lo necesitan.

Me uno a tu grito solidario.

Saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, hermano querido, por unirte a mi grito solidario... ¿Sabes?, como somos de los buenos no nos luce dar pa'trás... Así que pa'lante siempre...
Un fuerte abrazo, amigo mío.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, María, por tu apoyo moral a mi grito solidario...
Un abrazo.

María dijo...

Hola, Rodolfo:

Venía a ver si tenías un nuevo post, y a darte las gracias por tu comentario en mi blog, y desearte un feliz sábado.

Un beso.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, María; yo también deseo que tengas un día muy feliz en este sábado que discurre...
Un tierno y cálido abrazo...

MTeresa dijo...

Buenas noches
deseo que hayas tenido un fin de semana tranquilo y alegre.
Un beso
y
bona nit

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, María Teresa preciosa, por tus buenos deseos; yo también te deseo muy buenas noches.
Recibe un beso acompañado del más cálido abrazo.

ANTONIO MARTINEZ DEUBEDA dijo...

CIEN MIL LAGRIMAS HAITIANAS

AYER LLORÉ POR PARES, Y EN MIS OJOS
EL SUSTO DEL NIÑO, DONDE TENDIDAS MUERTES
ME DIERON PÁNICO, Y COMO RASTROJOS

DE PIEDRA, CASAS Y DOLORES FUERTES.
Y RECUERDO UN TEMBLOR QUE A MIS CATORCE AÑOS
EN CORDOBA CALIFA Y MADRUGADAS INERTES,

VOLCO MI CAMA, SABANAS Y PAÑOS,
CON JIRO DE DESIQUILIBRIO Y LLANTO,
TEMOR Y MIRADA AL CIELO DE LOS CAÑOS

DE RESPUESTAS. AYER LLORE SIN CANTO,
MEDITANDO EL SUSPIRO DE LAS VANIDADES,
QUE EN MI FE SOPORTA SORPRENDER TANTO

A QUIEN POR NO CREER, SE PIERDE LAS EDADES.
Y EN NOCHE DE EXISTENCIALISTAS DUDAS
EL ABRAZAR DEL DIOS POR ENCONTRADO,

Y IMÁGENES DE CUERPOS EN FOTOS CRUDAS.
ESPEJO DE ETERNIDAD QUE PARECE ESTAR
DONDE EL SILENCIO YA HA DEJADO MUDAS

LAS CARPETAS Y SARTENES, HACIENDO ENCESTAR
AL CORAZON, EL PORQUÉ Y LOS DESTINOS,
QUE EL SOL PAREZCA ADELANTAR LA LUNA
Y LA VEJEZ A LA NIÑEZ DE LAZOS FINOS.

HE LLORADO Y HASTA ORADO…

ANTONIO MARTINEZ DE UBEDA
13 DE ENERO DE 2010
ESPAÑA

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, Antonio, por visitar mi humilde espacio y dejar allí su tan impresionante poema...
Un abrazo.

Belkis dijo...

Rodolfo, me uno a ese grito solidario por la recuperación de ese país hermano. Un abrazo y gracias por tu visita a mi espacio.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias a ti, Belkis, tanto por visitar mi pequeño espacio como por unirte a mi grito de solidaridad para con Haití; para mi fue un honor visitar el tuyo.
Un abrazo.

MTeresa dijo...

Debemos impedir que el olvido
se adueñe de la tragedia,
en los periódicos ya no es primera
página.
¡Es terrible!
Releo tu poema
y me siento estremcida.

Rodolfo Cuevas dijo...

¿Sabes una cosa, bella? es muy importante que me haga notar eso --del olvido medíático de la gran tragedia haitiana--, pues mi próxima entrada es referente a ella. Ahora es que la situación de caos en Haití se ha tornado terrible.
Un abrazo.

María dijo...

Sigamos gritando de solidaridad por Haití.

Saludos, Rodolfo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Eso haremos, querida María; gracias por su solidaridad.
Un abrazo tierno.