miércoles, 12 de mayo de 2010

LA MULTITUDINARIA MARCHA DE LOS PENDEJOS


En esta semana que discurre, se celebran en varios países del Mundo (incluido el mío) elecciones presidenciales, congresuales y municipales, siendo ésta una oportunidad de oro para re-publicar el relato:

LA MULTITUDINARIA MARCHA DE LOS PENDEJOS
En la muy democrática Atenas del Nuevo Mundo, como la sociedad plural, representativa e institucional que es, se celebran bienalmente dos cívicas convenciones, es decir, una por cada dos años. La primera, se celebra para escoger a los compañeros del célebre Alí Baba, o sea, a los 40 ladrones que le sirven de contraparte; en tanto que la segunda, dos años más adelante, se realiza para escoger al mismísimo Alí Baba en persona, o sea, a aquel dichoso mortal que tuvo la suerte de descubrir la cueva en donde escondían su ingente tesoro los 40 ladrones y, a pesar de que sabía que todo aquello era robado y, por lo tanto, ajeno, lo recuperó y con todo, para sí absolutamente, se quedó.
En el feliz y paradisíaco marco de dichos representativos conclaves nacionales, los cuales adquieren la categoría de acontecimientos sociales de primer orden, el Pueblo se arroja con ciego frenesís a las calles, avenidas y mentideros de la prístina Ciudad de los colones y, furibundo, enfebrecido y apasionado, aúpa a sus respectivos candidatos. Se forman entonces, tumultuosas concentraciones humanas, fanáticas contradicciones populares y muy peligrosas —aunque, al final, banales— discusiones políticas que, a veces, degeneran en odiosas y lamentables tragedias que, poco después, todos olvidan...
El populacho, verdaderamente fanatizado, masificado y como víctima de un extraño sortilegio —tal y como ocurre en El Perfume a la enorme multitud ante el poderoso hechizo de Jean-Baptiste Grenouille, con la única diferencia de que, aquí, son muchos más los Grenouille—, se concentra, en el día de tan magna cita, en los entornos de las escuelas públicas, colegios privados, liceos, politécnicos, universidades, clubes sociales y populares y muchas otras instituciones más, a fin de poder cumplir con su cívico deber. La venta de alcohol, así como la apertura de los lugares públicos que expenden bebidas espirituosas, se prohíbe, mediante legal disposición, durante el discurrir de ese día; pero que va, todos beben alcohol hasta más no poder, participando así de una extensa bacanal que parece poseer un carácter inminentemente carnavalesco.
Y muchos extranjeros se preguntan azorados: «¿Y qué obtiene el pueblo novo ateniense como consecuencia de esos tan democráticos certámenes?» En tanto que, algunos lúcidos criollos, les contestan bastante apenados: «Pues, nada; ya que su pobre situación es, notoriamente, mucho más incierta, precaria y desesperante después de celebrados éstos.»
Mas, todos —ellos y los extranjeros— siguen sin poder comprender jamás porqué, cada dos años, aquel Pueblo acude, cada vez más y más masificado, cada vez más y más fanatizado, cada vez más y más motivado, a tales certámenes electorales que han sido correctamente denominados, por los espíritus más críticos de aquella rocambolesca sociedad, como: La multitudinaria marcha de los pendejos.
Autor: Rodolfo Cuevas©: 20/09/2004;  
todos los derecho reservados, Ley 65-00.

26 comentarios:

reltih dijo...

te digo algo mi amigazo: todavia quedan demaciados ignorantes en el planeta. los derechos de ciudadano sólo se requieren para el trabajo sucio. ¿ha ver cuánto se le retibuye al cuidadano?
excelente crítica mi hermano.
un abrazo

El ave peregrina dijo...

Bueno Rodolfo, menos mal que reparten la tarta en dos tandas…Las elecciones son así… para unos fiesta y diversión y para otros todo lo contrario…esperan que todo mejore, sobre todo para el más débil.

Un abrazo amigo.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Rodolfo!
Es de suponer, que en cualquier momento se darán cuenta de lo que se están haciendo con ellos... Con sus vidas.
Entonces, y solo entonces intentaran tomar el rumbo adecuado.

Saludos de J.M. Ojeda

Pedro F. Báez dijo...

Agudísimo sentido del humor, de la ironía y con un gran analítico poder de observación, Rodolfo. Y sí que es aplicable a la mayoría de los países del mundo. Tú incluyes el tuyo (República Dominicana) y yo incluyo los dos míos (Cuba y EE.UU.). En Cuba la técnica de "elección" para un partido único (el Comunista) es harto conocida (van a recoger los votos de gente enferma y moribunda hasta en los hospitales) y desde luego, lo hacen un domingo para "garantizar la asistencia masiva del pueblo" y si no votas en Cuba, porque no te gustan las cosas y deseas abstenerte, te señalan como "gusano", "contrarrevolucionario", "agente vendido al imperialismo" y "elemento antisocial o escoria". En EE.UU., donde la corrupción es casi inexistente porque está de facto institucionalizada, las cosas son un poco más "elegantes" con bastante "show" y gran cobertura de prensa, pero al final es lo mismo: se sienta en la Presidencia del país el candidato que en ese momento convenga y sea más útil a las corporaciones multinacionales. ¿Existe una alternativa? No en este planeta, en este preciso momento. ¿Qué hacer? Pues intentar vivir por 300 años para llegar a los viajes interplanetarios y fundar, en un planeta habitable una dinastía propia donde mantengas el poder hereditario basado en las tradiciones faraónicas y donde los esclavos no sepan leer ni escribir y vivan sólo para tirar y mover enormes bloques que sirvan para la construcción de la primera pirámide en honor tuyo... Pensándolo bien, donde quiera que vayamos, estamos jodidos. El problema somos NOSOTROS. Abrazos, hermano mío. Un artículo brillante y sagaz.

MTeresa dijo...

Amigo,
eres un rebelde social
¡cómom me pones!
en serio,
tus ideas son para tener
en cuenta.
Un abrazo

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Rodolfo. Razón demás lleva tu historia, más que pendejos, diríase. Y es que en muchos países, en demasiados, la elecciones ya se han decido de antemano y sus representantes son siempre los mismos o, en el mejor de los casos, otros perros con los mismos collares y así la corrupción es el pan de cada día en el escenario político internacional. Estupenda crítica y, por desgracia, certera. Un beso y muy feliz finde, querido amigo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Reltih:
Así es, mi querido amigo; ya vimos, nos dominan, cuando así lo permitimos, a través de nuestro propio cerebro. Me alegro que te haya gustado mi crítica a esta infrahumana sociedad.
Un gran abrazo, hermano del alma, y pa'lante siempre.

Rodolfo Cuevas dijo...

¡Saludo, Ojeda!
Yo supongo que sí, amigo, pues dicho está: "Sólo el pueblo salva el pueblo"; así que, en sus manos está tomar un rumbo distinto y adecuado.
Abrazos fraternos, amigo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Pedro hermano:
Amigo querido, perdona la tardanza de éste mi comentario que da respuesta a tu maravilloso comentario; sucede que lo he leído una y otra vez porque me ha llevado a profundizar aún más en el problema que planteo en mi relato. Creo que así, como señalas en tu comentario, es. Comparto contigo que el comportamiento del ser humano es sumamente extraño y confuso; pues sólo busca la gloria, de forma individual, para sí mismo. Tú dices: "¿Existe una alternativa? No en este planeta, en este preciso momento. ¿Qué hacer? Pues intentar vivir por 300 años para llegar a los viajes interplanetarios y fundar, en un planeta habitable una dinastía propia donde mantengas el poder hereditario basado en las tradiciones faraónicas y donde los esclavos no sepan leer ni escribir y vivan sólo para tirar y mover enormes bloques que sirvan para la construcción de la primera pirámide en honor tuyo... Pensándolo bien, donde quiera que vayamos, estamos jodidos. El problema somos NOSOTROS".
Yo creo que así es, el problema es el ego individual del ser humano.
Abrazos fraternos, querido hermano antillano.

Rodolfo Cuevas dijo...

Hola, María Teresa:
Sí, amiga; así como has percibido es, soy un rebelde social que sí posee una causa justa: la instauración de sociedades políticas algo más equitativas y menos infrahumanas, mucho menos materialistas y demagogicas. Soy, como ves, un rebelde que sueña con sociedades donde los pobres puedan asistir a hospitales, poseer seguridad social y ciudadana y un trabajo digno donde puedan ganar el pan propio y de su familia. Gracias, amiga querida, por tomar tan en cuenta mis ideas.
Abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, querida Mayte:
Así mismo es, apreciada amiga; imaginate tú, en México, el PRI permaneció por 70 años y pico en el gobierno; en Cuba, Fidel lleva ya 51 y en Dominicana, Trujillo duró 31. O sea que, tu comentario no tiene desperdicio, preciosa Mayte. Me alegro que te haya gustado mi relato.
Besos y abrazos y muy feliz fin de semana, bella amiga.

Rodolfo Cuevas dijo...

El ave peregrina:
(amiga, no es que te haya volado, sino que cometí un error ortográfico garrafal en mi respuesta y entre a corregirlo. Perdón, pues: "errar humanun est")

Precisamente ahí es donde está el mal, querida amiga, en que reparten la tarta en dos tandas y el pueblo, el verdadero dueño de la tarta, le hace el juego en vez de quitarsela y penalizarlos. En ese estilo político, imperante en la sociedad que sirve de marco referente al presente relato, sólo pueden vivir los "políticos" (así entre comillas) que allí gobiernan.
Un dulce y tierno abrazo, querida amiga.

Lucimara Souza dijo...

Muito bom!
Visite-me mais vezes...
Grata!
www.textos-e-reflexoes.blogspot.com

Rodolfo Cuevas dijo...

Así será, bella Lucimara, te visitaré algo más a menudo. Agradezco mucho tu visita y comentario. Gracias por seguirme.
Abrazos tiernos.

Liliana G. dijo...

Algunos extranjeros para tu tierra, como yo por ejemplo, entienden perfectamente de qué se trata todo esta "fantochada", sí señor, porque seremos extranjeros pero seguimos siendo hermanos, de modo que un poquito más arriba o más abajo del mapa, se siguen cociendo las mismas habas.

Me encantó la estupendísima alusión a Alí Babá y los 40 ladrones, jajajaja

Muy bueno, Rodolfo, tan lúcido como siempre.

Besotes gigantes :)

Rodolfo Cuevas dijo...

Saaludo, preciosa Lili:
Así, como dices, es, hermana, somos lo mismo y padecemos los mismos problemas impuestos por fuerzas extrañas a nosotros y lo grande es que nada hacemos para sacudirnos el tan pesado fardo.
A mí también me fascina esa ocurrencia sobre "Alí Babá y los 40 Ladrones" que vengo observando desde mi infancia y discutía, ya en esos tiempos, con mi madre y herman@s; pues siempre me ha impactado el que alguien se robe algo y el mundo, en vez de penalizarlo, se lo celebre, ja,ja,ja,ja,ja...
Abrazos y besos grandes, mi bella hermana.

MTeresa dijo...

Buenas tardes, amigo,
he leído tu contestación
aquí a mi comntario en tu post.
Es posible que te haya parecido
un simple agasajo o broma fácil,es mi forma de expresarme
con risas e ironía,
pero admiro tus palabras y tus gestos, comparto contigo esas ideas sociales e igualitarias.
Me alegra verte en mi sitio,
gracias por tus comentarios.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo querida, María Teresa:
Amiga, al parecer has tomado a mal mi comentario, que sólo admite una verdad muy cierta: soy un rebelde con causas justas, pero muy utópicas, y así me catalogan algunos en mi país; no me molestó, en lo absoluto, tu comentario, simplemente lo contesté. Espero haber aclarado en algo el malentendido.
Abrazos muy fraternos, querida amiga.

Lexy dijo...

Hola mi querido amigo. Me encantó el relato con ese toque justo de ironía. Y bueno, por lo demás que decir, tal vez algún día nos demos cuenta de que el poder esta realmente en nuestras manos, y que los cambios deben venir de nosotros mismos. En fin. No te había agradecido por el consejo que me hiciste favor de dejar en mi blog hace un tiempo, de verdad que lo agradecí con el alma y bueno, en eso andamos. Te mando un fuerte abrazo desde tierras mexicanas y recuerda que siempre ando por aquí... Aunque no siempre deje mi huella. Salu2

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, mi apreciadísima amiga Lexy:
Que placer constituye el tenerte por aquí y poder saber de ti, espero que estés súper bien.
Así mismo, como dices, es, amiga mía, el Poder está dentro de nosotros, por ende, los cambios deben venir de dentro de nosotros mismos; ya que, ¿si tú misma no te quieres, quién te querrá; si tú misma no te cuidas, quién te cuidará?
Me alegra mucho que te haya gustado el relato y el que siempre estés por aquí. Recuerda que, para orientarnos los unos a los otros estamos los amigos, también que te tenemos un gran afecto.
Te visitaré. Desde mi tierra, Dominicana, te hago llegar un gran abrazo.

Vicsabelle dijo...

Como parte, lamentable, de los pendejos, a veces uno se queda con la terrible contrariedad, si uno se queda cruzado de brazos se queda el que está, si acudimos a poner nuestro voto, es probable que jueguen con él. Nunca se sabe en qué puede parar y esto nos sume en la impotencia, pero gracias a Dios, por mi lado (por lo menos en los pueblos que me rodean y que me competen he encontrado buenos testimonios, el pueblo ha dado su voto y han sacado lo que no valen la pena. Sin embargo no ha sido asi en la gran mayoría, donde el Poder ha dado muestra de su poder.

InfiniteRebel dijo...

Hola Rodolfo:
Has expresado todo lo que me asombra del ser humano. Siempre he tratado de explicarme el porqué la gente se deja manipular. Entender las emociones de gente que se deja llevar como borregos. Es indudable que el sistema se encarga de lavar sus mentes.
Gracias por tu comentario en mi blog.
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Vicsabelle:
Saludo, mi querida compatriota. No sé trata de que seamos indifirentes, pues ya sabemos que "los malos gobiernan si, lo que nos creemos buenos, somos indiferentes", se trata de tomar al toro por los cuernos y asumir nuestras responsabilidades como dominicanos; o sea, el pueblo ha de empoderarse y eliminar esta partidocracia rancia ya, cuya base de sustentación lo es el aún más rancio trujillismo que los dominicanos, al parecer, nos queremos dejar morir. Si te fijas bien, estimada amiga, al final de mi relato el pueblo no obtiene nada, porque, tales políticos partidocraticos, nada le dejan y si, acaso, dejan pasar una o dos personas de la clase media o baja es sólo para dar apariencia de democracia. lamentablemente, en nuestro país, mi querida amiga, poseemos una dictadura económica. Gracias a Dios no soy miembros de ninguno de esos partidos, pues creo en una democracia renovada.
Oye que bella frases, querida compatriota, muy aplicable, por cierto, al momento que, de ahora en adelante, vivirá la nación dominicana: "el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente".
Abrazos muy fraternos, querida amiga y compatriotas.

Rodolfo Cuevas dijo...

InfiniteRebel:
Cuanto me alegra, amiga, que te haya gustado tal escrito y que, a través de él, te hayas podido explicar tantas cosas. Para mi ha sido un grato placer recibir tu visita y comentario. Trataré, pues estoy corto de tiempo para bloguear, de visitarte siempre que pueda.
Un abrazo fraterno.

MTeresa dijo...

Buenas tardes, corazón,
nada de malentendidos entre nosotros ¡faltaría mas!
me queda claro
mas que nada
tu gran corazón,
tu mente lúcida
y tus rectos principios.
Y te aseguro que no se trata
de simple elogio
o vana alabanza.
Te admiro y te aprecio,
querido amigo,
y cuento contigo y tus palabras.

Rodolfo Cuevas dijo...

María Teresa:
Gracias, preciosas (no tengo que verte para saber que eres preciosa, pues lo advierto por tus palabras), me hace sentir bien que no haya ningún malentendido entre nosotros; pues no hay nada que yo valores más que la amistad, en cuanto a relaciones humanas se refiere. Comnmigo, mis palabras y mi respeto podrás contar siempre. Agradezco tu oportuna visita e igual de oportuno comentario, Gracias por tus bellas palabras.
Besos y abrazos tiernos.