jueves, 8 de noviembre de 2012

DE NACIÓN LIBRE Y SOBERANA A FINCA PRIVADA: NUNCA MÁS

Adláteres ante el féretro de Trujillo ajusticiado por los héroes del 30 de mayo de 1961

Muy a propósito de la recientes incursiones en el panorama político nacional de Ramfis Rafael Domínguez Trujillo —el nieto de Rafael L. Trujillo (“el Sátrapa de sátrapas”) e hijo de Angelita I (“la reina del Caribe y un poco más allá”)— para defender la, a su punto de vista, supuesta gran obra de gobierno de su sanguinario abuelo, se torna propicia una preciosa oportunidad para poder demostrar —así brevemente y a vuelo de pájaros—, a él y a todos aquellos que (quizás por mera ignorancia histórica) sostienen que durante el larguísimo gobierno de 31 años de Chapita el pueblo vivió mejor que nunca. Leamos aquí parte de la nota periodística, sobre el pariente de marras y sus actividades, publicada al respecto:
“Santo Domingo.- El nieto del exdictador Rafael Leonidas Trujillo, Ramfis Domínguez Trujillo, dijo ayer que el país vivió sus mejores tiempos en la época de su abuelo y que en 50 años es el inicio del esclarecimiento de la historia, la que según dijo está desvirtuada porque no se dicen las cosas como son en realidad. Expresó que la democracia de 50 años que ha vivido el país ha dejado más muertes que las ocurridas en esa  época de tres décadas” (artículo publicado en el periódico El Día en fecha: 25/10/2012).
Quienes como él opinan (sólo por mera ignorancia histórica como dije ya) no se han detenido a pensar (o a analizar) jamás que los yanquis, quienes ocuparon el país (para cobrar una deuda que ellos, muy aviesamente, compraron a Europa) de 1916 a 1924, y forjaron al Sátrapa como un fiel capataz de sus imperiales intereses; y es, en tal virtud, que le permiten capitanear el país con manos de hierro, siempre y cuando éste se comporte como el perro de presa que era para con la aldea y los sometidos aldeanos que tenía bajo su cuidado. Es por tal razón que vemos que durante la Época del hoy difuntísimo Trujillo (conocida hoy como: La Era que era era) todo se administraba de manera centralizada, en torno a ese feroz capataz de turno (aclaro que cualquier parecido con el presente es sólo pura coincidencia). Sucede que, al susodicho capataz administrarlo todo así, feroz y absolutoriamente, llegó a creerse único propietario y comenzó a transformar el bien que le dieron a guardar en una finca privada y, entonces, tal y como dice Rafael Jarvis (miembro colaborador de la Academia Dominicana de la Historia): “Trujillo centralizó en su persona todos los estamentos del Estado, incluyendo extensiones territoriales con el fin de favorecer sus intereses particulares”. De ahí que, ya en el mismo 1936, el títere Jacinto B. Peynado, “presidente en funciones” por ausencia de Trujillo, y el lambonísimo1 senador y presidente del Senado y, obvio, del Congreso Nacional, Mario Fermín Cabral proponen el cambio del ancestral nombre de la ciudad de Santo Domingo de Guzmán (que es de donde procede el gentilicio principal del pueblo dominicano) por el de “Ciudad Trujillo”. Y entonces, en una indetenible parafernalia de culto a la personalidad, de doce provincias originales que existían en el país, se duplica el número de éstas a 24, a fin de poder nombrarlas con los nombres de Trujillo y los nuevos dueños del país, como en seguida veremos.
A San Juan de la Maguana, una de la más vieja provincia nuestra,  se le endilgo el nombre de “Provincia Benefactor”; a Dajabón se le encaquetó el nombre de “Libertador Trujillo”; a la Provincia Peravia (Baní) se le llamó “José Trujillo Valdez” (en honor al padre del tirano); a la provincia María Trinidad Sánchez (Nagua) se le puso el nombre de “Julia Molina” (la benemérita matrona de Trucutú, otro de los tantos apodos de Trujillo); en tanto que a San Cristóbal se le puso el nombre de “Presidente Trujillo” (en honor a él, pues éste nació allí en 1891).
En cuanto a su megalomanía se refiere, ésta llegó a ridículos extremos, él mismo, se autodenominó: “Benefactor de la Patria y Padre de la Patria Nueva”, propiciando así un golpe histórico a los padres de la patria (Duarte, Sánchez y Mella) a quienes unió en una insignificante trilogía a fin de que fueran menos que él. Así mismo, se construyó un Arco del Triunfo a la entrada de casi todas las provincias del país, entre los cuales se destaca el de Barahona, el que originalmente tenía las siguientes inscripciones: A través de los tiempos y frente a esta montaña rebelde, se abrazan fabulosos Trujillo El Grande y el Libertador Enriquillo, esto era de un lado, porque del otro decía: La común de Barahona graba en la piedra su perenne testimonio de gratitud al Benefactor de la Patria. A la verdad que esto era algo tan ridículo como para morirse de la risa.
Al hoy Monumento a los Héroes de la Restauración, en Santiago, se le llamaba “Monumento a la Paz de Trujillo”; el Obelisco de Santo Domingo (obelisco macho, le dicen algunos) se inauguró en 1937, también por puro lambonísmo, para conmemorar el cambio de nombre de la ciudad capital por el de “Ciudad Trujillo”; y el otro monumento vecino, muy mal llamado obelisco hembra (pues realmente no existen obeliscos hembras), que fue inaugurado en 1944, se le denominaba: “Monumento al Tratado Trujillo-Hull”.
Para concluir demostrando ya que, en la era que una vez fue era esto era tan sólo una finca privada de Trujillo y los Trujillo, citaremos algunos nombres más de parques, puentes y lugares de recreación. El hoy Parque Enriquillo, de la avenida Duarte, era el “Parque Julia Molina” (que honraba a la madre de Trujillo), en tanto que a la susodicha avenida (la Duarte) se le denominaba “José Trujillo Valdez” (honrando así al cuatrero y bandolero que fue el padre del ajusticiado dictador). El hoy Estadio Quisqueya, era el “Estadio Presidente Trujillo”; en tanto que al antiguo Estadio de la Normal, se le denominaba “Estadio Radhamés Trujillo”, y así (con ese mismo nombre) se designaba al hoy denominado Puente Juan Pablo Duarte también al Estadio Cibao. El actual Parque Eugenio María de Hostos, era el “Parque Ramfis Trujillo”; en tanto que la hoy Cancillería de la República, era la “Estancia Ramfis”; donde hoy está la Plaza de la Cultura, quedaba la “Estancia Radhamés” y al hospital Infantil Robert Reid Cabral, todavía hoy le llaman “Angelita”.
Y, como para colmo de males, cada uno de los Trujillo era dueño absoluto de una provincia o feudo, por ejemplos: Petán Trujillo lo era de la provincia Bonao, de la radiotelevisora La Voz Dominicana y de la emisora La Voz del Yuma y, por ende, de la cultura musical dominicana. Pipí Trujillo era, por su parte, el matatán de la Sanidad (oficina de la Secretaría de Salud Pública que tenía que ver con la salud sexual de las rameras y, desde ya, no podemos imaginar todas las diabluras que este ser tan perverso ejecutaba allí). Aníbal Trujillo, un insano mental, era el dueño absoluto del Ejército Nacional (jefe de Estado Mayor nombrado por su todopoderoso hermano) y se lo creyó tanto que hasta se proclamó como Julio César. Éste demente, también era dueño de una gran porción de tierra en las afueras de Santo Domingo llamada “Mango Fresco”. Murió en muy extrañas circunstancias, en un hecho que se calificó como un suicidio (mas se dice que fue fusilado por orden del mismo Trujillo debido a los numerosos problemas que ya le causaba). Demás estaría decir que todas, absolutamente todas las empresas nacionales, eran propiedad de Trujillo y los Trujillo, pues aquí no había libertad ni de empresa ni de nada…
Como vemos ya, dominican@s, esto aquí (Rep. Dominicana) era sólo una finca privada de Trujillo y los Trujillo, cuestión esta que tomó gran revuelo internacional cuando —según narra una leyenda urbana— en una de esas fiestas o recepción holliwoodense, Rock Hudson y Robert Redford conversaban animadamente y, al ver a un elegante joven uniformado de general de cuatro estrellas —Ramfis Trujillo que, en tal momento conversaba con el playboy dominicano Porfirio Rubirosa (Rubí), Zsa Zas Gabor (esposa de éste) y Danielle Darrieux (entonces amante de Ramfis)—, el primero preguntó al segundo:
—Robert, ¿y quién es ese joven que anda con Rubí?
—¡Ah!, el del uniforme caqui, no sé, pero dicen que ése es el hijo mayor de un hacendado que tiene una finca con tres millones de esclavos en el Caribe. ¿Qué te parece? —contestó e inquirió a la vez Robert Redford.
—¿Tres millones de esclavos? ¡Pero coño… eso no puede ser! Y… ¿es que allí no hay hombres? —Concluyó exclamando Rock Hudson…
Así que, dominican@s, de parte tuya está demostrar a los desafectos y enemigos de la REPÚBLICA (como los son Ramfis Rafael Domínguez Trujillo, su familia, compartes y comparsas que les hacen el coro) que aquí si hay hombres (y mujeres bravías también) que, como siempre estamos dispuesto a jugarnos la vida y demostrar que: …La nación dominicana es libre e independiente y no es ni puede ser jamás parte integrante de ninguna otra Potencia, ni el patrimonio de familia ni persona alguna, propia, ni mucho menos extraña2; y que, por ende, jamás, pero jamás en la vida, porque muy dulce y decoroso es morir por la Patria, volveremos a cambiar de nuevo nuestro status de nación por el de finca privada de nadie y mucho menos aún de Trujillo y los Trujillo.
¡¡¡QUÉ VIVA LA REPÚBLICA DOMINICANA: PATRIA LIBRE O MORIR!!!
Autor: Rodolfo Cuevas©: 07/11/2012;
todos los derechos reservados, ley 65-00.


1 Tumba polvo o cobero.
2 Frase de Juan Pablo Duarte (Padre de la Patria dominicana).

6 comentarios:

Trizbeth dijo...

Querido Rodolfo,

He leído con detenimiento y reflexión tu entrada, pequeños detalles en ella tal vez desconocidos para mi, por lo cual aparte de bien hecha, y empantalonadamente dicha, ha sido de enriquecimiento cultural y político para mi sobre mi querida República, y así mismo c...o! Qué viva!!

Abrazossss queridísiimo amigo y gracias por tus letras, que lo dicen todo!

Rodolfo Cuevas dijo...

Para Trizbeth:
Apreciada amiga Beatriz:
Agradezco profundamente sus palabras sobre este texto, las cuales me llenan de satisfacción;, me alegra sobremanera que en ella hayas aprendido algo, pues ese es el objetivo buscado. Gracias por tu solidaridad para conmigo y mis escritos.
Espero que tú y los tuyos estén bien siempre, así que, que tengas muy felices días.
¡¡¡Y SÍ, QUE VIVA POR SIEMPRE LA REP. DOMINICANA!!!

EL AVE PEREGRINA dijo...

Amigo Rodolfo, ya veo que en todos los lugares se cuecen habas...la verdad es que es triste y lamentable.
Los de a pié somos lo que pagamos...

Un placer pasar por tu casa.Perdón por mis ausencias involuntarias.

Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Para EL AVE PEREGRINA:
Gracías, mi muy estimada amiga, por estar por acá y leer este ensayo que, aunque va dirigido a los dominicanos, aplica perfectamente en donde quiera que hayan habido dictaduras tan recias como las de Trujillo y Franco...
Así será siempre, amiga querida, en tanto no aprendamos a valorar y defender nuestros derechos, el caviar y el champan de los de arriba los pagaremos siempre lo de abajo...
Agradezco tu a gradable visita a mi espacio, para mí ésta constituye un alto honor... Gracias por estar y recibe mis más cariñosos abrazos.

Anónimo dijo...

Nombres trujillistas exclusivamente en la capital, Ciudad trujillo:

Nombres de calles, avenidas, escuelas, parques, sitios con nombres de Trujillo y sus familiares:

Avenida José Trujillo Valdés Hoy Avenida Duarte
Calle José Trujillo Valdés Hoy Calle Restauración
Parque José Trujillo Valdés Hoy Parque Enriquillo
Base Naval José Trujillo Valdez Hoy Academia Naval de la Marina de Guerra
Aeropuerto Internacional General Trujillo Hoy Aeropuerto Las Américas
El Puerto Trujillo Hoy Puerto Don Diego
El Fuerte Trujillo Hoy ya no existe.
Calle Presidente Trujillo Hoy no sé cómo se llama.
Autopista Presidente Trujillo Hoy Autopista Juan Pablo Duarte
El Paseo Presidente Trujillo Después la misma dictadura le puso George Washington
Avenida Presidente Trujillo Hoy Avenida Alma Mater
Avenida Benefactor Hoy no sé como se llama.
(Calle Benefactor)* No sé si fue la misma Avenida Benefactor
Calle Generalísimo Trujillo Hoy no sé como se llama.
Calle El Progreso de Trujillo Hoy Calle Yolanda Guzmán
Base Militar Aérea Presidente Trujillo Hoy Base Aérea San Isidro
Academia Militar Generalísimo Trujillo Hoy Academia Militar Batalla de las Carreras
Estadio Presidente Trujillo Hoy Estadio Quisqueya
Estadio 24 de octubre (frente a Guibia) Hoy no existe
Hotel Generalísimo Después llamado Hotel Comercial, luego Hotel Mercure
Orquesta Presidente Trujillo Anteriormente Orquesta Santa Cecilia
Club Presidente Trujillo Anteriormente el exclusivo Club Unión
Club de Ajedrez Presidente Trujillo No sé si todavía existe ni cómo se llama ahora.
Trujillo Jazz Band Anteriormente Sto. Domingo Jazz Band, después Billo’s Caracas Boys
Guardia Universitaria Presidente Trujillo (UASD) Hoy ya no existe.
Liceo Presidente Trujillo Hoy Liceo Don Pepe Álvarez
Escuela Normal Presidente Trujillo Hoy Liceo Juan Pablo Duarte
Escuela Normal Doctor Trujillo No sé si es la misma Escuela Normal Presidente Trujillo
Liceo Secundario Rafael Leonidas Trujillo Molina Hoy no sé como se llama.
Instituto Comercial Generalísimo Trujillo Hoy es un edificio abandonado.
Cerveza Presidente, en honor a Trujillo Hoy lleva el mismo nombre.
Ensanche Benefactor Hoy Ensanche Ozama
Batey Benefactor Hoy no sé como se llama ni si todavía existe
Calle Benefactor Hoy Calle Fabio Fiallo
Avenida Benefactor Podría ser la 27 de febrero o la Amado
Coliseo San Rafael (el coliseo viejo) Hoy parece que ya no existe.
Coliseo Ramfis (en la J. Trujillo Valdez con Barahona) Hoy parece que no existe.
Coliseo Trujillo (en la José Gabriel García y 19 de Marzo) Hoy parece que ya no existe.
Compañía de Seguros San Rafael Hoy parece que todavía lleva ese nombre.
Maternidad San Rafael Hoy lleva el mismo nombre.
Clínica San Rafael Parece ser la misma clínica que lleva ese mismo nombre.
Instituto Trujilloniano Quedaba en la calle Félix Mariano Lluberes, no 18, Gazcue
Asociación Dominicana de la Juventud Trujillista Hoy, naturalmente, ya no existe.
Parque Ramfis Hoy Parque Eugenio María de Hostos
Hospital Ramfis, creo Hospital Infantil Ramfis Hoy ya no existe.
Autopista Ramfis Trujillo Creo que era parte de la autopista al aeropuerto.
Escuadrón de Caza Ramfis Cambió a Escuadrón de Combate de la FAD en 1961.
Escuadrón de Caza-Bombarderos Leonidas En 1961 se fundió con el Escuadrón de Combate de la FAD
La Estancia Ramfis Hoy es la Cancillería del gobierno dominicano.
Ave. General Doctor Rafael Leonidas Trujillo hijo (Ramfis) Hoy Avenida de las Américas
Avenida Ramfis Hoy no sé como se llama.
Cine Jardín Ramfis (al aire libre) No sé si todavía existe .
Cine Ramfis (en la Avenida San Martín) Hoy está cerrado.
Parque Julia Molina Hoy Parque Braulio Alvarez en Villa Consuelo
Calle Julia Molina Hoy Calle Luperón
Avenida Julia Molina Hoy no sé como se llama.
Ensanche Julia Molina Hoy Ensanche Luperón
Escuela Primaria Julia Molina Hoy escuela Primaria Uruguay

Anónimo dijo...

Maternidad Julia Molina Hoy Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia
Cine-Teatro Julia No sé si todavía existe (quedaba en la José Trujillo Valdéz)
Puente Radhamés Hoy Puente Duarte
Estancia Radhamés Hoy ya no existe.
Cine Radhamés (en la Braulio Álvarez) Hoy no sé si todavía existe.
Haras Radhamés Hoy Haras Nacional
Avenida Hector Trujillo Hoy Calle Teniente Amado García Guerrero
Calle José Arizmendi Trujillo Hoy Calle Altagracia
Calle María Martínez de Trujillo Hoy Calle Josefa Brea
Barrio María Hoy Barrio María Auxiliadora
Hospital Angelita Trujillo Hoy Hospital Dr. Reid Cabral
Hotel Angelita (de la Feria) No sé si es el mismo Hospital Reid Cabral.
Teatro Agua Luz Angelita Hoy creo que se llama simplemente Teatro Agua Luz.
Orquesta Angelita de la Voz Dominicana Hoy supongo que ya no existe.
Granja Escuela Angelita Hoy Internado Rosa Duarte.
Avenida Angelita Hoy parece que se llama Avenida Sarasota.
Avenida Plinio Pina Chevalier (tío materno) Hoy Calle Pedro Henríquez Ureña
Calle Teódulo Pina Chevalier (tío materno) Hoy Calle Américo Lugo
Calle Juan Pablo Pina (padrastro de doña Julia) Hoy todavía lleva ese nombre.
Calle Erciná Chevalier (abuela de Trujillo) Hoy Calle Juana Saltitopa
Calle Ramón Saviñón Lluberes (cuñado de Trujillo) Hoy Calle Manuel Uvaldo Gomez