lunes, 10 de junio de 2013

SOBRE AMISTAD Y LIBERTAD


SOBRE  AMISTAD Y LIBERTAD
El joven vio venir, por la senda acostumbrada, al viejo sabio de su comunidad y, al verlo acercarse tan parsimoniosamente, decidió salir a su encuentro, pues recordó que tenía varias interrogantes que plantearle. En tal virtud, cuando ya estuvo ante él, inquirió:

—¿Cómo está, mi señor, cómo se siente?

—Yo, muy bien, gracias al Supremo, joven amigo; pues es evidente que estamos vivos, sueltos y, por ende, en plena libertad —contestó el anciano.

—Y, precisamente, a propósito de amistad y libertad —preguntó el joven al sabio—, si uno de mis más queridos amigos decide, de repente y como sin razón aparente, declararse como mi peor enemigo… ¿qué debo hacer al respecto…?

—Pues, muy obvio —contestó el sabio—, nada más y nada menos que permitírselo; ya que así estarás respetando su libre albedrío y el derecho que él tiene (al igual que tú) de escoger a sus relacionados. Y, en torno a esto, recuerda bien que siempre, y por meras cuestiones naturales, el bueno es aliado del bueno, en tanto que el malo lo es del malo y que tales seres (buenos y malos) son, han sido y por siempre serán antípodas…

El joven escuchó con atención las sabias palabras del anciano, las meditó muy analíticamente, vio luz y verdad en ellas y, entonces y sólo entonces, decidió incorporarlas a su credo.
Autor: Rodolfo Cuevas©:17/05/2013;
todos los derechos reservados, Ley 65-00.

14 comentarios:

ReltiH dijo...

ES MUY ELOCUENTE: QUIEN CREA UN TEXTO COMO ÉSTE, ES PORQUE SABIO ES.(Y ESTÁ DEL LADO DE LOS BUENOS)GRANDE ES MI HERMANAZO!!! GRACIAS POR COMPARTIRNOS TU GRANDEZA DE HUMANO.
UN ABRAZO

Beatriz Martín dijo...

uuuff prufndo, reflexivo te quedó precioso , un saludo desde mi brillo del mar

Rodolfo Cuevas dijo...

Muchísimas gracias, mi apreciado amigo y hermano Reltih. Tus palabras rebosan mi alma, querido amigo, más las recibo con humildad y cariño. Bien sé que nosotros pertenecemos al bando de los buenos (pero al de los buenos de verdad) por eso me siento orgulloso de ser tu amigo, porque sé que ambos somos profundamente humanos y solidarios.
Recibe hermanazo de mi alma, en un abrazo fuerte, mis cálidos y afectuosos saludos. Esperando que estés bien siempre.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, apreciada Beatriz, agradezco profundamente tu visita y comentario, y, a la vez que recibo con cariño tu saludo, te hago llegar mis cálidos y fraternales abrazos. Felices días.

MTeresa dijo...

Todos sufrimos dudas
en nuestras relaciones
con el semejante,
amor que se vuelca en rencor,
admiración en celos...
somos los individuos complejos entes
que debiéramos seguir la norma cristiana
de amar sobre todas las cosas.
Qué difícil
Un besazo, amigo

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciada amiga María Teresa:
Ciertamente es así como dices, amiga, los seres humanos somos altamente complejos; somos cajitas repletas de sorpresas tras sorpresas y más sorpresas...
Recibe, estimada María Teresa, mis más cariñosos abrazos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Es toda una enseñanza la que puede extraerse de este relato. Procuraremos aplicarla. Precisamente no hace mucho he tenido una experiencia un poco decepcionante con una amistad. Mi cordial saludo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Mucha verdad hay ahí.. No seamos apegados...



Gracias amigo. Un abrazo.

Innombrable dijo...

muy profundo. ha sido un placer pasar por tu blog.
saludos desde méxico.
Carlos

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, amiga Francisca:
Ciertamente, suelen suceder este tipo de experiencias tan desagradables. Me alegra saber que le ha gustado mi relato y que pudo sacar de él algunas conclusiones. Gracias, apreciada amiga Francisca, por estar por aquí y dejarme su grato comentario.
Reciba mis fraternales saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos cariñosos, apreciad@s amig@s Olga y Carles:
Es para mí un inmenso placer tenerle por acá, y mucho me alegra que les haya gustado mi pequeño relato.
Gracias por su visita y comentario, amig@s queridos. Que estén bien siempre. Reciban mis fraternales abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias, amigo Carlos:
Aquí en mi espacio eres bienvenido; agradezco profundamente tu visita y comentario en mi blog.
Recibe mis muy fraternales abrazos.

Fray Rodolfo de Jesús Chávez Mercado O.C dijo...

Hola mi querido hermano y tocayo, saludos.
Una excelente reflexión amigo, interesante la destreza con la que relatas una gran sabiduría, y por tal merito, déjame felicitarte por tu agil pluma de escritor.

Abrazos y Dios te bendiga.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludándole, apreciado hermano y tocayo, Fray Rodolfo, también agradeciéndole sus felicitaciones y esas hermosas palabras que aquí me ha dejado. Gracias, pues, tanto por la visita como por el comentario.
Reciba, hermano querido, mis fraternales abrazos y el inmenso deseo de que el Creador me lo colme de salud y bendiciones siempre.