domingo, 8 de noviembre de 2015

BREVE RESEÑA SOBRE EL JOVEN Y EL SHAMÁN



BREVE RESEÑA SOBRE EL JOVEN Y EL SHAMÁN

Jóvenes universitarios, que de manera literaria la analizan, han tenido a bien solicitarme un punto de vista o reseña sobre mi obra EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES, así que, apremiado por tal pedimento, doy a luz a las siguientes observaciones.

Un Shamán fue, es y será siempre el ser más ducho, solidario,  preocupado y, por ende, comprometido para con el medioambiente, entorno y prójimos en toda sociedad en que habite o se desenvuelva; por tanto, no importando que lidere a una familia, un clan, una tribu, una ciudad, un Estado o, bien, una potencia económica, científica o militar, él se preocupará por ser siempre el más sabio e instruido de todos. Por tal razón, decimos de éste: «…un Shamán no es más que un estudioso, un lector voraz e insaciable que a fuerza de mucha lectura, entrenamientos e investigaciones se transforma en un ser culto y legendario…» Y, en cuanto al joven se refiere (como coprotagonista de la obra que es) sabemos que éste pertenece a una especie sedienta de conocimiento y que, en tal virtud —como una esponja—, absuelve todo (sea esto bueno o malo) lo que a sus pasos encuentra; pues un joven no es más que una entidad en plena formación. En fin, tales personajes (un sabio y un joven) son, pues, los actores principales de la reseñada obra.

Ahora bien, literariamente hablando, EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES, no es más que un relato en el cual se narra el extraño e inesperado encuentro entre un joven (apasionado por los estudios, la lectura de todo lo que cae entre sus manos y, en fin, todo el global conocimiento) y un Shamán o sabio que lo atrae hacia él con la sana intención de transmitirle parte de su saber en la breve conversación que, en el ambiente literario esbozado en las páginas del libro, ellos sostienen.
El joven, como es obvio, se siente, en principio, atribulado por la forma en que es atraído hacia aquel sapiente ser, mas al ser informado por éste de que tan sólo estará allí, junto a él,  por muy breves instantes, organiza de manera correcta y coherente sus innumerables preguntas e inicia con el luminiscente erudito un diálogo que lo lleva a atravesar varios de los más apasionantes estadios de la historia universal. En tal virtud, nos encontramos allí con jefes tribales, sabios universales, gobernantes, artistas, religiosos, grandes pensadores… magnos oradores… y hasta con héroes, guerreros, dioses y semidioses nos confrontamos… todos ellos envueltos en una charla amena, filosófica y muy enriquecedora para el espíritu humano.
El propósito de la plática, por ellos sostenida en dicha obra, tiene como objetivo principal hacer notar a los jóvenes lectores que lo más importante que posee el ser humano es el conocimiento, más aún el CONOCIMIENTO SOLIDARIO, que es, en fin, el que ha llevado a la creativa humanidad a obtener esos grandes avances que merecen ser loados, admirados y apreciados por todos. En tal virtud allí, en EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES, hablamos de poesía, de historia, de arte, de política, de ciencia, de medioambiente y de todo aquello que interese a los seres humanos solidarios y bondadosos para con la sana cohabitación y permanencia de sus prójimos y entorno.
En fin, en EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES nos esforzamos y preocupamos por resaltar esos valores que han hecho de los sabios que nos han antecedido el mejor activo que poseemos, pues se dice que “el conocimiento es poder” y eso, PODER, es lo que ellos nos han legado a través de su fructífera existencia. También, procuramos resaltar allí las bondades de la SOBRIEDAD y la dedicación e importancia que posee el crear una humanidad más culta y respetuosa para con la naturaleza y la vida misma.
Como vemos, el objetivo principal de dicha obra es servir de guía u orientación a todos aquellos jóvenes que sueñan con alcanzar las metas que, muy de antemano, se han propuesto. A ellos, que son los propietarios del futuro, les predicamos que no es imposible triunfar, y a aquéllos que se sienten arrodillados o vencidos por su trivial existencia, le mostramos —a través de sus páginas y palabras— que es posible regenerarse y vivir una vida sana y saludable, libre de vicios, vanidades y banalidades que no conducen a ninguna parte.
En conclusión, apreciados amigos, en EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES, acompañados por un sinnúmero de inmensos pensadores, instamos e invitamos a todos (sean viejos, jóvenes, adolescentes o niños) a ponerse del lado de los mejores intereses de la humanidad, loando e imitando así los esfuerzos y aportes hechos por los shamanes a través de los siglos e ignorando y superando, con la bondad, la solidaridad y la hermandad como lanzas en ristre, las grandes maldades hechas por los siempre protervos antishamanes. En tal sentido, «…no olvidemos jamás que el mundo es una entidad benéfica que algunos malos seres humanos pretenden trocar en maléfica y que nuestro sagrado deber es sacar a los malos de su terrible error y traerlos a morar entre los buenos… pues, tal, es la única forma de poder curar al planeta de la maldad y llevarlo a vivir en la bondad.»
Esto, esencialmente, es todo cuanto proponemos en EL JOVEN Y EL SHAMÁN, ENCUENTRO DE GENERACIONES: una humanidad solidaria, mucho más consciente de su rol y saludablemente regenerada, y todos juntos, hombro con hombro, debemos esforzarnos por erigirla.
Así que, muy estimados amigos, desde lo más profundo de mi alma les digo: muchas gracias a todos.
Rodolfo de Jesús Cuevas,
08/11/2015, Santo Domingo, R.D.
 

6 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Amigo Rodolfo, decir que completo es el Shamán, lleno de sapiencia y virtudes, de las cuáles hace partícipes a los jóvenes y a todo aquel que le rodea.Ojalá se extendieran y se fomentaran estos valores... tan positivos en todos los conceptos.
Mis felicitaciones por la obra.

Un cordial saludo.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gratitud por tus felicitaciones, visitas y comentarios en mi espacio, estimada Ave Peregrina, agradezco mucho estas hermosas palabras que dedica a mi obra; te aseguro que sí lucharemos porque se sigan fomentando y extendiendo tan positivos valores.
Recibe, apreciada amiga Asun, mis fraternales abrazos.

ReltiH dijo...

TODOS LOS ADULTOS DEBIÉRAMOS SER SHAMANES Y TRANSFERIR LOS CONOCIMIENTOS, COMO LO HACES TÚ, MI APRECIADO HERMANO.
ABRAZOS

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Ciertamente, así debería ser, estimado amigo y hermmano ReltiH; pues, si todos nos ocupásemos en transmitir los conocimientos adquiridos, el mundo sería un lugar más acojedor.
Gracias por tan especial y valioso comentario, recibe, mi muy querido hermano y amigo ReltiH, mis más fraternales abrazos.

Anderson Rosario dijo...

Buenas me gusta mucho la lectura y me encanto este libro, felicito a Rodolfo de Jesús por este gran libro que nos trae muchos valores que hemos ido perdiendo como individuo y como sociedad. una recomendación aunque no se mucho de redacción, mi punto de vista fue el siguiente; el tema del libro es el joven y el shaman, en esa interacción que se da entre estos dos personaje yo creo que al joven tenian que darle mas participación ya que este solo hacia preguntas y también pienso que su perfil físico no estuvo completamente definido como el de el shaman.

Pasen feliz resto del día y que Dios me lo bendiga a todos/as.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, estimado amigo Anderson Rosario:
Agradecemos las valiosas palabras vertidas en su comentario sobre EL JOVEN Y EL SHAMÁN y nos agrada sobremanera saber que la obra fue de su interés. Tomaremos muy en cuenta sus sugerencias, en torno a los personajes, para la construcción de ellos en futuras obras. Gracias también por seguirme.
Reciba, Anderson, muy atentamente, mis fraternales abrazos.