martes, 7 de febrero de 2017

BUSCA LA EXPERIENCIA



 
BUSCA LA EXPERIENCIA

                                "Un viejo que muere es como
                                  una biblioteca que arde"
                                                Proverbio Africano.


No es necesario, amigo mío,
esperar a que nuestros cuerpos
empiecen a penetrar
de forma lenta y dolorosa
en el crudo invierno de la vida,
para entonces, poder comenzar
a aquilatar con senil avaricia
la sabiduría y la experiencia
propia de la ancianidad.


No es necesario aguardar
a que nuestros jóvenes músculos
comiencen a ser desgastados
por el indetenible paso del tiempo
para entonces, lograr utilizar
con relativo éxito aquellos
tan añejos conocimientos
que, sin temor a equivocación,
serían de mucha más utilidad
si contaran con la fuerza
y la destreza de la juventud.


Vamos, amigo, procura el roce
sabio con la divina experiencia,
busca compartir el tiempo
con los ancianos que conoces;
hazle conversar contigo,
haz que te narren como fue
su apasionante existencia;
pues, ellos, podrían enseñarte
en muy contados segundos
lo que tú jamás podrías aprender
en el lento discurrir de una vida.

RODOLFO DE JESÚS CUEVAS BATISTA
SANTO DOMINGO - REP.
DOMINICANA

Nota:
Este poema se halla publicado en la antología Senderos Poéticos Hispanoamericanos, de Publicaciones Altair, 2000, B.B. Bs. As. Argentina. Tal pieza literaria se hizo acreditativa de un diploma y mención por su publicación. Espero que  ésta  sea de su agrado, muchas gracias.

3 comentarios:

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

En esa gran solidaridad empezamos a comprender lo que significa la verdadera comunicación para aprender de la gratificación
sobre el nosotros, el vosotros y ellos.

Las bibliotècas son el sagrado corazón que abre las alas de la mente, prporcionando imaginación e intuición.

Gracias.
Un Abrazo.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias a ustedes, apreciados amigos Olga y Carlos, por su siempre valioso comentario.
Reciban mis fraternales abrazos.

Alondra dijo...

La juventud es impulsiva y no quiere consejos ni escuchar batallitas de viejos. Lástima, no se darían tantos golpes con las piedras del camino, pero es ley de vida aprendemos a vivir cuando está cerca el final del camino.
Ha sido un placer volver a leerte.