miércoles, 24 de febrero de 2010

RÉQUIEM PARA UNA MADRE...


Saludos amigos y amigas. El 25 de febrero del 2009 falleció la guardiana que la Suprema Providencia designó para que fuera mi madre terrenal, o sea que, precisamente el 25 de febrero del 2010, dicho ángel cumple el primer aniversario de su partida hacia el plano superior... Esta extraordinaria mujer, de honra pulcra y temple acerado, quien me amó con locuras aún muchos antes de conocerme, me pidió, días antes de morir, que escribiera un poema en donde yo resumiese lo que ella significaba para mí y mis hermanos y hermanas y que leyera éste en el momento en que sus restos estuviesen expuestos en capilla ardiente y también al momento de ser inhumados en el campo santo; ante tan difícil pedimento, traté de hacer lo mejor que pude... He aquí ese poema, el cual, hoy, a un año de su muerte, publico, como muestra de sincero y sentido homenaje, y lo dedico, como sé que a ella le hubiese gustado, a todas las madres fallecidas del universo... Mami Grecia, dondequiera que estés, quiero que sepas que nunca jamás te olvidaré... y que, hoy, te amo más que nunca...

 

RÉQUIEM PARA UNA MADRE...


Para Grecia María Batista in memorian


Madre, aquí, todos tus frutos congregados,
queremos hoy rendirte pleitesía,
queremos despedirte con un beso
aunque tu ida nos conturba la alegría.
Cuántas faltas nos harán tus bendiciones,
qué necesitados quedaremos de tu amor,
cuán penosas serán nuestras reuniones
cuando ya no nos abrigue tu calor.
Sabemos que estarás siempre presente
en el más ínfimo gesto de tus familiares,
sabemos que tu luz resplandeciente
destellará por siempre en sus hogares.
Queremos hoy decirte al unísono
que nunca olvidaremos tu cariño,
y que justipreciaremos la templanza,
que supiste inculcarnos desde niño.
Valoraremos también tus enseñanzas,
la medida de tu fe y de tu solidaridad
y nos rebosaremos siempre de esperanzas
tan sólo al recordar tu gran bondad.
Subid, subid al cielo, alma pura,
sabemos que tú, allí, nos esperarás,
en tanto, aquí en la tierra, a tus dolientes,
lo bien que viviste nos ejemplificará.
¡Requiescat in pace, mamá!


Autor: Rodolfo Cuevas©: 25/02/2009;
todos los derechos reservados, Ley 65-00.

70 comentarios:

Huayat dijo...

No hay palabra que puedan cincelar, esculpir y reflejar el amor de una Madre hacia sus hijos y cuando el hijo es Poeta busca por doquier las palabras sublimes para honrar a su venerada Madre. Que estés mejor Amigo Poeta, siempre con todos esos cariños y honorabilidad que tu Sra. Madre te empapó.
Salud-os desde mi existencialismo.

paolav dijo...

Un abrazo para ti este día...no imagino cómo cubrir esa ausencia y leo en tu poema la mujer excepcional que fue y que debe seguir siendo donde se encuentre...una vida como la que tuvo, criando hijos con nobleza debe ser elogiada.

Paz a su alma y la de su familia.

El ave peregrina dijo...

Tierno,delicado,sentimental y fraternal es su poema Rodolfo.
Me sumo a esa nostalgia y al recuerdo. Una madre es un pedacito de nosotros,su cariño es especial...y no se encuentra ninguno que lo sustituya...¡Ella,lo es todo...y no pide nada a cambio...!
Me quedo con estas palabras con su permiso:

"Subid, subid al cielo, alma pura,
sabemos que tú, allí, nos esperarás,
en tanto, aquí en la tierra, a tus dolientes,
lo bien que viviste nos ejemplificará.
¡Requiescat in pace, mamá!"

Un abrazo

Paloma Corrales dijo...

El poema entrañable y rebosando amor, precioso homenaje, ella sonreirá.

Mi querido Rodolfo el abrazo de hoy con más fuerza, con toda la fuerza y mucho cariño.

verso y palabra dijo...

un poema lleno de sentimiento que nos demuestra el gran amor que sentías por ella

te dejo todo mi cariño en un día tan señalado como el de hoy

un fuerte abrazo y mucho ánimo

Duna dijo...

Poema grande, como grande e insustituible es el amor de una madre. El ser que nos da la vida se merece este homenaje que le brindas.

Te felicito sinceramente, amigo.

Muchos besos

reltih dijo...

brother, tu escrito se siente!... sentí una gran nostalgia en mis ojos...
un abrazo hermano mío.

Liliana G. dijo...

Rodolfo, estoy profundamente conmovida con tus palabras y con tu poema. La última voluntad de tu madre ha sido cumplida al pie de la letra y con el inmenso amor del hijo pródigo, sé que donde esté, se sentirá orgullosa de vos.

Un fuerte y cálido abrazo, que te llegue al corazón, en este día.

SILVIA. N.N. dijo...

Precioso poema,¿cómo decir adios a una madre sin morir en el intento?

Helô Strega dijo...

Linda a homenagem!
É uma tocante texto, cheio de amor e saudade e eu gosto de textos assim.
Um beijo e um abraço desta nova seguidora!

Rodolfo Cuevas dijo...

Húayat:
Amigo querido, gracias por todas esas hermosas palabras; es muy cierto lo que dices, no hay palabras con las cuales poder describir el amor de una Madre hacia sus vástagos, uno simplemente intenta decir algo.
Gracias, amigo, recibes mi más afectuosos saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Paolav:
Gracias por ese abrazo tan necesario, amiga; ciertamente ella fue una madre excepconal, una luz que se refleja de forma permanente en cada uno de sus descendientes, una inspiración a la que, yo particularmente, le debo todo; su presencia en mi vida, constituyó un premio divino...
Gracias, Paolav, mis saludos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Ave Peregrina:
Gracias por esas preciosas palabras que me dedica y por sumarte a mi nostálgico dolor... Ciertamente, madre es solo una, me alientan tus frases tan solidarias.
Gracias, amiga, recibes mis saludos fraternos.

Felina Mulher dijo...

Que bela e saudosa homenagem meu querido amigo, tenha certeza de que ela está muito feliz e mais ainda por te-lo tido como filho.

É uma grande honra te-lo em meu blog...estou a segui-lo e te faço o mesmo pedido.


besos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Paloma:
Estoy seguro de que así es, amiga; yo cumplí con un pedimento suyo, en un momento muy díficil para mí, espero que esto la haga sonreir.
Gracias, amiga, por ese abrazo tan fuerte y po ese gran cariño que me das; te los devuelvo redoblados, junto a mis saludos más fraternales.

Rodolfo Cuevas dijo...

Verso y Palabra:
Así fue, amiga, la quise mucho y ella aún más a mí...
Gracias, amiga, por el cariño, por el abrazo y por el animo que hoy me brindas; recibes mis más fraternales saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Duna:
Usted lo ha dicho todo en sus palabras:

«Poema grande, como grande e insustituible es el amor de una madre. El ser que nos da la vida se merece este homenaje que le brindas».

Gracias por su aliento,por sus felicitaciones,por sus besos.
Reciba mis más fraternales saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Reltih:
Gracias, hermano mío, por tus palabras, por tu nostalgia, por tu solidaridad y por tus abrazos.
Recibes mis más fraternales saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Liliana G.:
Gracias, amiga, por tu comonción ante mis palabras y mi poema, pues, ésta, constituye una forma de solidaridad para con el dolor ajeno... En verdad me hace sentir satisfecho haber cumplido con su último deseo en un momento tan díficil para mí... Gracias por tu abrazo cálido, solidario y afectuoso, hermana. Recibes mis más fraternales saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Silvia. N.N.:
¿Sabes, Silvia?, algo más o menos así me preguntaba yo en aquellos instantes, pero una fuerza superior me sostuvo y me dio aliento...
Gracias, amiga, recibes mis más fraternos saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Helö Strega:
Gracias por esas tan hermosas y alentadora palabras... Gracias por tu solidaridad y tus besos y abrazos. Yo también te sigo.
Recibes mis más fraternos saludos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Felina Mulher:
Gracias por tus bellas y alentadoras palabras. Así como dices es...
Recis mis mas fraternales saludos.

Mon dijo...

Que bellas letras para tan singular Mujer. Un biko, amigo hay que seguir adelante hasta que nos toque a nosotros.

Rodolfo Cuevas dijo...

Asi es, querida Mon; ella cumplió a cabalidad con su misión terrenal, a nosotros, sus descendientes nos toca continuar su obra... Gracias, amiga querida por tu solidaridad, de ahora y siempre.
Mis saludos fraternos.

Felina Mulher dijo...

Sim meu anjo estou a per(seguir)te...rsrs!

Besos

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, bella Felina.
Besossy abrazos tiernos.

Ursula dijo...

Rodolfo...

con el mayor de mis respetos siento esa dulzura tan especial y única que se eterniza en el amor filial...
que decir amigo querido???
un abrazo con todo mi cariño...!!
gracias por compartir con nosotros este homenaje tan emotivo y tan bello...

hermosos días amigo querido!!

beso!!!

Ursula dijo...

amigo querido...

te pido pases cuando puedas o quieras... por mi galeria de premios y caricias para el alma (columna derecha) y traigas tu premio... te lo ofrezco con todo cariño... es el número quince... que lo disfrutes y cualquier duda me dejas por favor un mensaje!!!!

beso!!!!

Poetiza dijo...

Hermoso poema para quien no olvidaras jamas, para ese gran amor que es eterno. Saludo y beso, cuidate.

Rodolfo Cuevas dijo...

Ursula:
Gracias, amiga querida, por el cariño y solidaridad que siempre me brindas. Gracias también por tus abrazos, para mí es un lujo contar con tu amistad.
Besos y abrazos tiernos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Ursula:
Amiga querida, gracias del alma por otorgarme tu valioso premio DARDOS, de hoy en adelante figurará en la galería derecha de mi espacio, en donde lo exhibiré con gran orgullo.
Besos y abrazos tiernos y muchas gracias.

Rodolfo Cuevas dijo...

Poetiza:
Gracias amiga; así como dices es: se trata de un ser imposible de olvidar y que, donde quiera que esté, sabe que mi amor por ella es eterno. Te agradezco mucho, amiga, tu visita y comentario vertido en mi espacio.
Recibes mis cariños y abrazos fraternos.

Pilar dijo...

Querido tio Yuri es un precioso y muy autentico poema que conmueve al mas insensible de los mortales, valioso en demasia ademas, por tratarse del cumplimiento de uma peticion de tanto peso para un hijo el cual estoy segura que de haber tenido abuela la oprtunidad de leerlo indudablemente le habria encantado...
Lo quiero mucho, Besos...

Rodolfo Cuevas dijo...

Pilar:
Gracias, bella Pilar, tanto por tu visita como por tu comentario; tu presencia aqui, en mi pequeño espacio constituye un halago. Sé que, en cualquier lugar que ella éste (mamá)se siente orgullosa de haber tutelado a persona como tú. Te quiero mucho, sobrina hermosa, Dios te proteja por siempre.
Recibes de mí y un gran tierno y cálido abrazo.

Yemaya dijo...

Divinas palabras, seguro que está muy orgullosa de tí, allí donde esté.
Un beso y un susurro dulce

Rodolfo Cuevas dijo...

Yemaya:
Divina diosa del mar, gracias por tan bellas palabras; espero que sí, que, así como dices, sea.
Gracias por tu visita y comentario; además de, por tu beso y dulce susurro.
De mí, recibes los má tiernos y cariñoso abrazos.

Melody Paz dijo...

De seguro tu mamá debe seguir sumamente orgullosa de tí, acompañando como siempre cada paso de tu vida. Un abrazito mullido para tí amigo querido.

Rodolfo Cuevas dijo...

Melody:
Hola, bella; espero que sí, que así, como dices,sea; pues yo, esté ella donde esté, me siento sumamente orgullosa de haber sido su hijo.
Agradezco tan mullido abrazito, preciosa Creadora de Historias, por tanto, recibe el más tierno de los míos.

Pilar dijo...

Holaa! respondo para aclarar que el halago es mio, de pertenecer a la misma familia de una persona tan valiosa como usted un gran escritor, abogado, poeta, entre muchas otras cosas... pero sobre todo un ser gran ser humano, bendecido por Dios por tantos dones... mucho carino para usted, besos...

Pilar dijo...

Holaa! respondo para aclarar que el halago es mio, de pertenecer a la misma familia de una persona tan valiosa como usted un gran escritor, abogado, poeta, entre muchas otras cosas... pero sobre todo un ser gran ser humano, bendecido por Dios por tantos dones... mucho carino para usted, besos...

Rodolfo Cuevas dijo...

Bueno, bella Pilar, muchas gracias pues. Sé que sí, que cuento con tu gran cariño y admiración, lo cual, en realidad, me hace sentir, mucho más que halagado, envanecido (jajaja). Yo también me siento sumamente orgulloso de ti.Así que, muchos besos y abrazos cálidos para la reina de todas mis sobrinas. Dios te bendiga por siempre, te quiero mucho.

Rodolfo Cuevas dijo...

Idem-idem.

Poetiza dijo...

Rodolfo, fue y es un placer leerte. Paso a dejar saludo y beso a la distancia, cuidate mucho amigo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Poetiza:
Gracias bella por tus dulces palabras. Espero que estés bien y te me cuides mucho; pues, yo particularmente, te aprecio y te valoro. Gracias también por pasar a saludarme.
Felices días.Recibes mi más tiernos y cariñosos abrazos.

BEATRIZ dijo...

Rodolfo,
No es fácil escribir un poema bajo pedido, pero ante la petición de un ser amado y en dichas circunstancias es una labor dolorosa y ay! que yo no sé si podría decir una sola palabra...te admiro el valor por hacerlo. Puedes estar seguro que tu mamá sigue deleitandose del poema.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Beatriz:
Tal pedimento, lo primero que me causó fue un tremendo nudo en la garganta, pues mi madre ya estaba enferma; hice el poema y jamás se lo mostré y, ya al momento de declamarlo, tuve que implorar valor a Dios y a todos sus ángeles y arcangeles juntos; en verdad fue un momento harto díficil para mí. Ojalá que, así como dices, sea. Me alegra que te haya gustado.
Un tierno abrazo.

Mariana dijo...

RODOLFO:
conociéndote a ti,se nota que tu santa madre a sido una bella DAMA y te aseguro que estará orgullosa de haber sembrado más que amor en tu corazón.
cariños!:)

Rodolfo Cuevas dijo...

Mariana:
Gracias, bella amiga, por tan honrosas palabras; ciertamente mi madre, en los círculos en que se desenlvovió, siempre atrajo la atención por su gran amor al prójimo; tanto así que nosotros, sus hijos, tenemos muchísimos amigos heredados de ella. Agradezco en el alma tu amistad y cariño.
Un saludo fraterno.

Poetiza dijo...

Rodolfo aqui estoy de nuevo para agradecer tus palabras y dejarte un beso, cuidate mucho amigo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Poetiza:
Gracias, bella, por regresar y engalanar mi espacio con tu tan afable presencia.
Besos y abrazos tiernos.

MTeresa dijo...

Querido amigo,
un bellísimo poema
para homenajear a tu madre,
la persona que más te amó,
seguro que si.
El amor de una madre es
indescriptible,

Rodolfo Cuevas dijo...

María Teresa:
Así como dices es, querida amiga; esa mujer me amo aún antes de conocerme, o sea, desde que supo que yo estaba germinando en su interior; un amor como ése resulta insustituible. Gracias amiga.
Mis saludos fraterno.

Sherezade dijo...

Un fuerte abrazo en primer lugar.
Y decirte, que en la nueva estrella que siembra el Cielo donde ella habita ahora y le da luz, se sentirá plena con ese poema tan bello.
Mira las estrellas y mándales un beso, ella lo recogerá.
Un beso especial
Sherezade

Rodolfo Cuevas dijo...

Sherezade:
Gracias por ese abrazo y por esas palabras tan preciosas; haré lo que dice miraré hacia las estrellas y le enviaré un gran beso...
Agradezco tus afectos, querida amiga, besos y abrazos tiernos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Es la primera vez que te visito y me he emocionado con este bello poema, tan lleno de amor y ternuras infinitas. Una belleza! Un abrazo y felicitaciones por este poema valioso en homenaje a tu madre.

Rodolfo Cuevas dijo...

Alma:
Gracias por tu visita y comentario; mi casa es tu casa, agradezco tus felicitaciones, me hace sentir bien que mi poema en homenaje a mi madre te haga sentir emocionada.
Recibes mis abrazos fraternos.

Xiomara Beatriz dijo...

Un hermoso homenaje a tu madre las bendiciones no les faltaran aunque ella físicamente no esté presente el amor sobrevive …los cobijara en sus penas y alegrías …en estos momentos que se necesita fortaleza …pues al tenerla en tu corazón le da vida …perdona que me tarde en venir a darte un abrazo querido amigo que no vi tu publicación …pero ten la certeza que vengo con cariño y sinceridad para junto a ti homenajear a tu la vida y su amor te dio …besos

Rodolfo Cuevas dijo...

Xiomara Beatriz:
Gracias por esas tan hermosas palabras, para mí, es un honor recibirlas... Espero estén bien, tú y los tuyos, ser tu amigo constituye un grato honor...
Besos y abrazos cálido y fraternales.

JOSE JUAN CUEVAS M dijo...

MI PRIMO ESTUVIMOS CONTIGO EN ESE DOLOR TAN GRANDE QUE SE SIENTE CUANDO SE PIERDE SU MADRE.YO SI LA CONOCIA BIEN NUNCA TUBO MALA CARA PARA NADIE SIEMPRE ALEGRE.


CIPRIAN

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo afectuoso, primo querido. Un placer saber de ti. Sí, primo, así fue y agradeceré siempre el apoyo, moral y espiritual, que todos me brindaron en ese doloroso momento; para colmos, poco después perdimos a su querido padre, mi adorado tío Rengelo... Mas, Dios no proporcionará la fuerza para continuar.
Abrazos cariñoso, primo querido.

María dijo...

Rodolfo:

Siento mucho que tu madre haya fallecido, pensaba que tu madre estaba viva, aunque seguro que seguirá viva en ti, porque siempre llevarás su recuerdo y su cariño.

La verdad es que me han emocionado tus palabras, cuando dices que tu madre te pidió un día antes que la escribieras un poema, tengo que decirte que el poema me parece muy tierno y profundo, está lleno de amor, es una preciosa dedicatoria hacia tu madre.

Un beso, amigo mío.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, María; así ocurrió, fue un pedimento de mi madre y cumplí con él, agradezco en el alma tus palabras.
Abrazos, amiga.

Pedro F. Báez dijo...

Rodolfo, has acabado conmigo... No tengo palabras. Las lágrimas no me dejan ver lo que escribo y no es cuento ni drama. Me has sacudido. Yo perdí a mi madre hace casi dos años, en Cuba. No cabe aquí refinamiento ni intelectualismo. Sólo el sentimiento. Sólo la herida sangrante que no se sana y el vacío en el pecho que no se llena con nada. Te quiero más aún hoy porque fuiste y eres buen hijo y quisiste y respetaste a tu madre. Mi madre, como la tuya, fue una santa, una diosa, una mujer que literalmente mereció un pedestal e intenté de hecho, que viviera de esa forma, teniendo en cuenta todos los inconvenientes de la distancia y de la puñetera política. Un día, cuando pueda abrazarte en tu tierra hermosa, iremos tú y yo a llevarles flores y nuestro homenaje conjunto a tu vieja, que es ahora mía también. Un beso y un abrazo enormes para ti, hermano mío. Has abierto (gracias por hacerlo, es justo y es necesario, como dicen ciertas palabras de la liturgia) una de mis heridas mortales: la ausencia de mi madre. La otra, por la que sangro día a día, es Cuba. Repito que tiene que haber sido tu madre una mujer excepcional para parir y criar un hijo, un ser humano como tú. Te quiero.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Pedro querido:
Amigo, tan pronto como comencé a leer éste comentario tuyo, las lágrimas anegaron mis ojos y tuve que limpiar los espejuelos una y otra vez a fin de poder continuar con la lectura. Lloro, mi estimado amigo, tanto por tu madre como por la mía, hoy "Día de las Madres" en Santo Domingo.
Por lo que me dices, se ve que tu madre --al igual que la mía-- fue una mujer santa, abnegada, servicial y bondadosa hasta el sacrificio; de ésas que hicieron un credo del mandato aquél "dar hasta que nos duela"; pues, así, Pedro, era mi mamá y, según deduzco, la tuya también. Entonces, estas lágrimas no son vanas, pues, por ellas, sí vale la pena llorar.
Espero, amigo, que, al éstas percatarse de esta fortuita comunicación que (en torno a ellas) sostenemos sus hijos, allá, en el lugar donde habitan las almas buenas, hayan acudidos a saludarse mutuamente y decirse: «Mira, a pesar de la distancia que los separa, nuestros hijos son amigos.» A lo cual la otra diría: «¿Qué te sorprende?, como ves, las almas buenas siempre se juntan»
Como ya te dije anteriormente, mi querida doña Grecia, quien sé que siempre esás rondando junto a mí, ya leyó éste y tu otro comentario sobre ella y, sin dudas, que le simpatizaron.
Algún día llegará, Pedro hermano, el momento de los conjuntos homenajes, tanto por nuestras santas madres como por la libertad y evolución democrática de nuestros sufridos pueblos; pues, si ambos hoy somos patriotas irreductibles, fue por que ellas nos los inculcaron (imáginate, mi madre adoraba la Bandera Nacional Dominicana y murió como un ángel, precisamente el día de la bandera nacional: 25 de febrero); así que, por ellas y sus memorias: "¡Qué viva la libertad en democracia cierta y plena!"
Te quiero como no te lo imaginas, amigo-hermano, y, en lo que llega la hora de abrazarte físicamente, te envío miles de abrazos que van hacia ti surcando la distancia.

P.D.
Terminé de redactar esta carta y mis lágrimas aún corren por mi rostro; pero, ya te dije, por ellas sí vale la pena llorar.

Pedro F. Báez dijo...

¡Coño, Rodolfo, me tocas el alma! Estoy contigo hoy, en este día de las madres, de la misma forma que mi vieja maravillosa está hoy con tu vieja maravillosa. Es difícil, amigo, muy difícil acostumbrarse a estar sin sus presencias físicas, pero tal como dices: ellas nos acompañan; viven en nosotros en obra y en la memoria. Tu madre se llamaba grecia y la mía se llamaba Dalia. Aún no tengo con etiquetas la parte más antigua de mi blog, pero si tienes tiempo y deseo, busca en el "Search" (Búsqueda) de mi bitácora el "Poema a la muerte de mi madre", que le dediqué, escribiendo sobre un papel sucio, sentado en el quicio de la entrada de mi casa al colgar el teléfono que desde Cuba me dio la noticia de su partida. Para que la conozcas for foto, busca "Dailia Victoria Centelles Vázquez (8 de enero de 1934 - 28 de septiembre de 2008)". Y para que leas el primer poema que le dediqué una vez emigrado a EE.UU. en 1908, busca "Nana del recuerdo". He publicado muchos poemas más y pequeños homenajes dedicados a ella, pero estos que te señalo son los más significativos para mí. Rodolfo, hermano entrañable, te siento hoy y contigo, lloro y celebro el haber tenido madres con más corazones y bondad que muchos santos y más cojones que muchos hombres. Te abrazo apretada y largamente, para fundirnos en nuestros cariños por ellas y en nuestro propio cariño.

Pedro F. Báez dijo...

Fe de errata: grecia=Grecia. Imperdonable. Disculpa.

Pedro F. Báez dijo...

Fe de errata: Sigo metiendo "la pata". Es que estaba muy emocionado y lloraba mientras escribía rápidamente: en vez de "Dailia Victoria Centelles Vázquez (8 de enero de 1934 - 28 de septiembre de 2008)", debes buscar "Dalia Victoria Centelles Vázquez (8 de enero de 1934 - 28 de septiembre de 2008)". Puse una "i" indebida en "Dalia" en la cita original que te di. Ya ves, ella definitivamente sigue presente. Me inculcó siempre el sentido de reconocer y de ser posible, subsanar mis errores, de ser modesto con sinceridad y aprecio de los demás y sobre todo, aproximarme, en lo más posible, a la perfección, que es dominio imposible, porque pertenece a los misterios de Dios y su Creación. Te abrazo de nuevo.

Rodolfo Cuevas dijo...

¡Ay, amigo Pedro!, el dolor es mutuo, han arrivado muchos recuerdos a mi memoria, después de haber leído tu poema y, tal como dices en ese "Poema a la Muerte de mi Madre", yo también sentí esa terrible angina de pecho que me duró meses luego de morir mi vieja. Me imaginó tu dolor tan inmenso amigo, tú en el exilio y tu madre muerta en Cuba; ¡Oh Dios mío!, cuantas diabluras hacen los tiranos...
Estoy y estaré contigo siempre, hermano, en este dolor imborrable e inenarrable. Gracias por estar conmigo en el mío que es para mí intensamente inolvidable.
Veo que nuestras madres eran mujeres bondadosas y formidables y no me extraña, ya que llegué a oír a mi mamá decir a voz en cuello, a mí y a mis hermanos, cuando nos corregía: "Ustedes creen que porque se están haciendo hombrecitos me van a dominar; nosotras las mujeres somos las que educamos hombres", y así, como dices, es, hermanos, esas mujeres eran más santas que muchos santos y más cojonudas que muchos hombres. Mi vieja decía a mi papá: "Aquí en mi casa yo soy general o gusano".
Pedro, debemos agradecer a la vida habernos premiado con madres ejemplares como DALIA y como GRECIA que, cuando las hizo, el Creador rompió los moldes con que las creó.
Abrazo fuerte, hermano del alma, mi afecto por ti no lo pueden llegar a expresar las palabras.

P.D.
Perdón por lo tardío de esta respuesta, pues, además de la consabidas obligaciones laborales, hemos tenido muchos problemas para acceder al Internet.

Rodolfo Cuevas dijo...

"Errar humanun est", querido hermano.

Rodolfo Cuevas dijo...

Así es, querido Pedro, actuamos así, con honor, responsabilidad y honestidad, por los principios inculcados por esas mujeres mitad de acero y mitad de azúcar que tuvieron a cargo nuestra educación. Como nos enseñaron ellas, hay que ser responsable siempre.
Gran abrazo, hermano.