jueves, 14 de octubre de 2010

DEFENSOR DEL PUEBLO Y DERECHOS HUMANOS


DEFENSOR DEL PUEBLO Y DERECHOS HUMANOS

La defensa de los derechos humanos es, sin duda alguna, la conquista democrática por la cual más sangre humana se ha vertido en el universo. Desde ese ya lejano momento en que se escuchó resonar la prédica liberal, antiesclavista y solidaria de aquel joven profeta de Nazaret, discurso éste que le acarreó su posterior crucifixión; continuando con la forzada proclamación de la Carta Magna Inglesa por parte del rey Juan Sin Tierra (1215); continuando con la valiente Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, dictada en Francia por la Asamblea Nacional, luego de la toma de la Bastilla (1789) y culminando con la posterior Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU),  tres años después del fin de la Segunda Guerra Mundial (1948), el hombre ha pretendido obtener el reconocimiento universal de tales prerrogativas, y en pos de ello ha enfrentado a tiranos que, con sus abusivas y constantes violaciones, han provocado que un mar de sangre corra por entre los surcos de la vida.

En aras de imponer tales conquistas, hemos visto caer personas tan valiosas como: Jesucristo, Mahatma Gandhi, Abraham Lincoln, Martin Luther King  y muchas otras más. En contrapartida, y prohijando sus violaciones, hemos tenido dictaduras tan viles como la de Calígula, Hitler, Mussolini, Franco, Trujillo, Pérez Jiménez, Pinochet y muchas más; y todas ellas han teñido al mundo con su sangrienta huella de terror.
Precisamente para controlar los excesos de poder de tales abusadores enquistados en las poltronas del Estado los pueblos se han dado aquella figura estatal conocida con el nombre de Ombusdman (comisionado, representante o protector del hombre), cuya misión es la de contribuir a preservar los derechos y privilegios que otorgan las constituciones, leyes y principios generales del Derecho a sus ciudadanos; así como también, supervisar los excesos, abusos y violaciones que, contra éstos, cometan los administradores de los poderes públicos o de aquellas empresas privadas que prestan servicios públicos.

En nuestra América Latina a tal autoridad se le conoce como Defensor del Pueblo, siendo sus antecesores más notables los siguientes: En la antigua Grecia los Euthynoi y el Consejo de los Éforos;  en la casi desconocida China, durante la Dinastía Han, hallamos al Yan; en la vieja Roma el Tribunus plebis (Tribuno de la plebe) y luego el Defensor civitatis (Defensor de las municipalidades); en el imperio persa El Ojo del Rey; en España, ya en la Edad Media, El Justitia mayor de Aragón; en América, durante la conquista, El protector de los indios, propuesto por Bartolomé de las Casas, así como el Veedor del Rey; todos ellos poseían en común la sagrada misión de proteger al ciudadano de los abusos y excesos de los administradores públicos.

Como vemos, el Defensor del Pueblo responde al principio de separación de poderes preconizado por Montesquieu y su fin es actuar como fiel garante de los derechos de los ciudadanos ante las administraciones estatales o privadas. Es en este marco que nace el primer Ombudsman constitucional, en la Constitución sueca de 1809, siendo su más inmediato antecesor el Comisario Supremo del Rey creado por Carlos XII en 1713 y al cual posteriormente se le llamó Canciller de Justicia, su función: la de vigilar como los jueces y otros funcionarios estatales cumplían con las leyes.

En nuestro país se creo este puesto de Defensor del Pueblo mediante la ley 19-01 (2001), pero los políticos nuestros, por razones que todos colegimos, jamás llevaron a cabo su nombramiento. Mas, tal puesto fue luego constitucionalizado y, por tanto, ahora se halla contemplado en los artículos 190 al 192 de la nueva Constitución Dominicana del 26 de enero del 2010, con una fórmula que, al parecer, sí hará posible su escogencia; en tal virtud,  creo que los dominicanos, en vez de estar tan negativos y pesimistas ante la escogencia de dicho funcionario, deberíamos vislumbrar un diminuto rayo de esperanza, pues es la primera vez, después de la muerte de Trujillo, que a este pueblo se le hace una concesión tan importante; lo que deberíamos todos es rogar muy fervientemente a la Suprema Providencia, porque el primer Ombudsman dominicano sea un hombre capaz, valiente e irreductible, políticamente hablando, y, sobretodo, que posea muy acrisolados principios morales, a fin de que pueda cumplir efectivamente con la pesada carga que caerá sobre sus hombros y que, por ende, no tema a correr la misma suerte del Justicia Mayor de Aragón Juan de Lanuza (El mozo), en 1591, frente al poder omnímodo del rey Felipe II.

Aupemos, pueblo dominicano, tal escogencia, con fe, confianza y valor, cual si fuera el devenir de un nuevo día; recordando que, en el evolutivo proceso democrático, hay que escoger siempre entre ser espectador o jugador; y sabiendo que los espectadores disfrutan o critican las jugadas desde la comodidad de sus asientos, pero viendo que los cambios son producidos sólo por los jugadores actuando en el siempre espinoso terreno de juego. Escojamos ahora, dominicanos, entre ser espectador o jugador, pensando siempre en como tal decisión afectará a nuestros hijos y, por ende, al futuro de nuestro país; participemos, pues, en las vistas públicas solicitando pulcritud, honestidad y transparencia en la escogencia del que habrá de ser nuestro primer Defensor del Pueblo.
Autor: Rodolfo Cuevas©: 9/10/2010;
todos los derechos reservados; Ley 65-00.

28 comentarios:

reltih dijo...

gracias por todo ese recorrido, es una información muy valiosa.
nuestros derechos siempre seran un tema cuestionable, la educación es cuestionable, el respeto es cuestionable, la honestidad, la justicia, la libertad. los deberes verdadero de un ciudadano, siempre pone en tela de juicio (peligro) lo humano. creo que la palabra "violar" queda pequeña.
te abrazo mi querido hermano

Pedro F. Báez dijo...

Rodolfo, como te caracteriza, has puesto de relieve la cronología de los hitos más sobresalientes en el proceso paulatino de lograr el planteamiento y reconocimiento de los derechos fundamentales del ser humano bajo cualquier sistema social (en teoría) y haces valioso e impresionante despliegue de tu amplio dominio sobre la materia. Pisoteados a diario tanto en democracias desarrolladas (EE.UU., Rusia, Europa Occidental, Canadá, Asia) como en países en vías de desarrollo (América Latina, Israel, Europa Oriental, países árabes y africanos, India) o regímenes totalitarios (Corea del Sur, Cuba, Irán, Libia, Arabia Saudita, China) , es de capital importancia su enarbolamiento y defensa a toda costa, so pena de terminar tal como comenzamos: esclavos del Estado y/o de las clases dominantes y construyendo pirámides y templos para los faraones de turno. Un fuerte abrazo, hermano.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, mi querido Reltih:
Gracias a ti hermano por este comentario tan lleno de verdades que aquí me dejas. El mundo vive (y aún más en las supuestas democracias que poseemos) en la violación constante de algún derecho esencial.
Abrazos muy fraterno, mi hermano querido.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, mi querido Pedro:
Terribles verdades son éstas que nos enuncias aquí, hermano querido; ciertamente, si el ser humano no se preocupa en salvaguardar las pocas prerrogativas esenciales que ya, a sangre y fuego, ha alcanzado, así, tal y como nos señalas, vendrá uno de esos famosos nuevos ordenes mundiales en que, sin darnos cuenta, retornaremos a la esclavitud y a ser nuevamente la servidumbre de los poderosos; es más, me atrevería a decir que algunos países viven ya en esta etapa de contemporánea esclavitud y son sólo fichas de un sistema totalitario...
Como siempre, amigo mío,me disfrute tu comentario una y otra y otra vez.
Abrazos muy fraternos, mi hermano querido.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Rodolfo, nos dejas un recorrido por la historia que nos hace recordar y evocar.
Creo que lo dejas claro, es necesaria esta representación del Defensor del Pueblo, es el encargado de velar por todos nuestros intereses, de supervisar aquello que crea conveniente y ponerlo a la luz pública, claro… para que todo ello surja…tendrá que ser leal y reinar esa transparencia…que en muchos lugares…hace falta.

Un abrazo fraterno.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, mi estimada Asun:
Me alegra que mi recorrido histórico te haya llevado a rememorar y evocar; pues se dice que: "Recordar es vivir".
Es así como dices, amiga, la persona elegida para tal cargo (Defensor del Pueblo) representa los intereses de los ciudadanos de su país ante los poderes públicos y empresas u organismos privados que presten servicios públicos; por tanto,las legislaciones exigen que no sea político o, mejor, no perteneciente a ningún partido político; ahora bien, si el pueblo no monitorea su escogencia (asistiendo a las vistas públicas de los congresos al momento de su escogencia) de seguro que los políticos "le meten gato por liebre" y, en vez de a los ciudadanos, éste pasa a defender a los políticos... En cuanto a su fidelidad, muchos defensores han sido tan leales para con sus pueblos que han resultado hasta asesinados.
Mis mejores abrazos, Ave querida.

MA dijo...

Hola amigo Rodolfo , felicitaciones por tu maravilloso post.
Un tema extraordinario y un placer leer tu articulo.

Amigo Rodolfo te invito a participar como votante de un concurso de poesía, donde participo con tres poemas inéditos ,desde mi blog puedes acceder y ler las bases.
Mil gracias por tu apoyo y si crees que merece la pena mis poemas que he enviado ,puedes votar a cinco participantes son las normas del concurso y si entre ellos estoy yo ,mil gracias de corarazón por tu voto.

Tus amigos también están invitados a participar.
Gracias.

Un abrazo bloguero de MA desde Granada.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, MA. Me alegra mucho que te haya gustado mi entrada... Gracias por visitar, leer y comentar...
Estoy procediendo a votar tus poemas enviando un mail al correo: juangarca@ymail.com de la siguiente manera:
Voto a Ma;
Voto a Carmen Silza;
Voto a Esencia;
Voto a Patokata;
Voto a Senovilla.
Todos los demás son mis amigos.
Favor indicarme si lo hice correctamente.
Recibe mis abrazos.

MA dijo...

Hola estimado amigo Rodolfo lo que has hecho esta correcto, ETG Editores te enviaran un email de para confirmar que tus votos son correctos.

Muchas gracias por tu apoyo y voto.

Nos seguimos los Blogs.

Un abrazo de MA desde Granada.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, MA:
Okey, te apoyaré siempre y te deseo el mayor de los éxitos.
Mis abrazos.

Vicsabelle dijo...

Hola Rodolfo, gracias por esta interesante entrega. Los Derechos Humanos... utopia o realidad... Hay que reconocer que através del tiempo, ante cada máquina opresiva, se crea un elemento conciliador, pero desgraciadamente, aunque favorezca a algunos, no puede remediar tanta sangre derramada ni la que corre ante sus propias narices. También hay que reconocer que gracias a ello tenemos la libertad que creemos que tenemos y el derecho a una defensa justa que depende también de la misma maquinaria de opresión que nos rodea. La verdad que en este recorrido que nos diste encontrè detalles que desconocía.
Un beso

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, compatriota Vicsabelle:
Y gracias por este hermoso y bien pensado comentario que hoy me regalas. Me alegra bastante que hayas encontrado interesante mi entrada y que en ella hayas hallado detalles, para ti, desconocidos... Mis intenciones, con ella, es la de poder mostrar cuan importante es la preservación de los derechos humanos y demás garantías esenciales o fundamentales que, las leyes y constituciones sociales, reconocen al ser humano...
Como bien sabemos, ésta será siempre una lucha constante, pues abusadores de más hay por doquier...
Actualmente, en nuestros tribunales de justicias, cada fiscal adjunto, juez de la Instrucción o comandante policial de un destacamento se cree un señor de horca y cuchillo en su jurisdicción... Debemos pelear siempre por la conservación de tan esenciales derechos que resultan ser básicos para la preservación y mantenimiento de la paz social...
Besos y abrazos, mi querida compatriota.

Sherezade dijo...

Hola Rodolfo, estupendo recorrido por la historia de la conquista de la libertad y te agradezco lo compartas.
¿ Sabes? No tenéis aun Defensor del Pueblo; nosotros los españoles, sí; y muchas más figuras defensoras de la libertad y la justicia por la que nos jugamos la vida muchos no hace tantos años...y, son meras figuras institucionales, con las manos atadas, nulo margen de maniobra.....ahora sólo creo en la libertad personal y ojalá tuviera los medios para volver a jugármela por conseguirla de una forma auténtica, suelta de los anclajes a los que me somete vivir en esta falsa e hipócrita sociedad de libertades.
Esta es la vida, amigo
Mil estrellas de esperanza y mucha fuerza para nunca desfallecer en la lucha por lo que creemos.
Sherezade

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, mi querido Rodolfo. Pues claro que los dominicanos debéis escoger y escoger bien a vuestro Defensor del Pueblo. En mi país también existe esta figura jurídica desde el comienzo de nuestra democracia y ha resuelto muchos problemas, tanto colectivos como individuales, a la ciudadanía. No es que sea la panacea de la justicia, pero todo ayuda. Espero que en tu país se imponga pronto esta figura y que el pueblo se dé cuenta del papel tan importante que tiene como defensor de sus derechos. Un abrazo y un beso fuertes, mi muy querido amigo y disfruta mucho del fin de semana.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis cariñosos saludos, querida Sherezade:
Me alegra sobremanera que te haya gustado el recorrido histórico que hago en mi artículo y agradezco muy profundamente que lo hayas enriquecido con éste tan valioso comentario.
Yo sé, amiga, que se hace muy difícil creer en la democracia, y más aún cuando ésta no funciona del todo bien por la gran burocratización que le acogota... pero, en realidad, este es el único camino que le queda al hombre que vive en sociedad... si pudieramos subir a una montaña y bajar de allí tirando tiros a diestra y siniestra, para así lograr conquistar nuestro espacio, sería excelente, mas sabemos que éste no es el camino adecuado. Por tanto, debemos mantener la fe y el optimismo siempre en alto y luchar por mejores opciones dentro de la paz. A mi pobre y rapiñado país, ese pequeño astibo de democracia de que disfruta le ha costado muchísima sangre, provocada por muchas dictaduras, muchas guerras, muchas intervenciones extranjeras, imagínate: España, Francia, Inglaterra, Haití (en su momento de gloria), Estado Unidos (dos veces en el mismo siglo), Hemos gurreado tanto que nos hemos convertido, sin quererlo, en muy extraños y ultra pacifico ciudadanos...
Gracias por esas mil estrellas de esperanza que me envías y por enriquecer mi entrada con tu valiente comentario, mi apreciada Sherezade. miles de besos y muy fraternos abrazos, para ti, querida amiga.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos afectuosos, mi querida Mayte_DALIANEGRA:
Gracias por éste comentario tan alentador en torno a esa figura de la democracia que es el Defensor del Pueblo. Por lo menos, aún sea en parte, ha resuelto en algo por allá. Creo que es así como indicas, éste funcionario, no es la panacea de la justicia, pero sí ayuda. Precisamente por eso es mi llamado al pueblo dominicano a fin de que participe como jugador activo y no como mero espectador en el libre juego de la democracia; ahora bien si,por descuido o dejadez, los dominicanos permiten que le impongan a uno de los corruptos políticos de turno como Defensor del Pueblo se lo llevó el demonio, pues, en vez de un defensor, tendrán en éste a un contrario más...
Gracias te doy, Mayte preciosa, por llenar mi espacio con tus bellos matices. Agradezco, mi querida amiga todos tu benditos parabienes. Besos y abrazos y miles y miles de bendiciones para ti, amiga mía.

Carmendy dijo...

Estimado y admirado amigo Rodolfo:
Un gran honor tu visita a mi balcón de las toronjas. Muchas gracias¡¡ por dejarme tus bondadosas palabras.
Siento mis ausencias, he estado un poquito malita pero, ya estoy bien y paso a leer tu interesantísimo pots,tan exquisitamente didactico y humano.
Un gran placer aprender contigo.
Besitos, paz y amor para el Mundo.
Carmendy
PD: con tu permiso te llevo a mis favoritos.

Liliana G. dijo...

En Argentina el Ombudsman está tan ausente que ni siquiera sé si existe en estos momentos. Cuando sí existía, años atrás, no servía de mucho, ya que las presiones por parte del Estado le coartaban la mayoría de las iniciativas.
Pero aquí lo que importa, querido Rodolfo, es comenzar eligiendo un Defensor del Pueblo, luego será el pueblo mismo quien le confiera el poder (o no) para que pueda cumplir sus funciones. El pueblo no debe esperar de sentado a que el Defensor haga su trabajo, sino que tiene que apoyarlo y defenderlo a él también.
Creo que serías el mejor Ombudsman de tu país, Rodolfo :)

Un beso grande.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciada Carmendy:
Y gracias, amiga, por tu manifiesta admiración y por estas hermosas palabras que hoy me dedicas. En cuanto a mis visitas a tu hermoso espacio virtual, éstas se repetirán siempre una y otra vez, pues me gusta mucho tu página. Yo te deseo que pronto, con el favor del Altísimo, recupere tú salud, que es, a fin de cuentas, lo más importante. Ciertamente me hace sentir bastante halagado saber que puedes aprender algo conmigo...
Agradezco profundamente el que me hayas añadido a tus favoritos.
Recibes, de mi parte, miles de besos y tiernos abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, mi querida Liliana:
Es muy penoso saber que eso sucede en una nación tan importante. Pero sucede, amiga mía, que, como digo en la parte final de mi respuesta al comentario de Mayte_Dalinegra: «Si,por descuido o dejadez, un pueblo permite que le impongan a uno de los corruptos políticos de turno como Defensor del Pueblo se lo llevó el demonio, pues, en vez de un defensor, tendrán en éste a un contrario más...»
Sí, creo, Lili, que es así como dices: «...lo que importa es comenzar eligiendo un Defensor del Pueblo, luego será el pueblo mismo quien le confiera el poder (o no) para que pueda cumplir sus funciones.» El Defensor del Pueblo es realmente el defensor de los habitantes y sus derechos esenciales y, por tanto, el pueblo debería ser el primer defensor y sostenedor de su Defensor...
Los pueblos que esperan sentado la aeronave del progreso, ven pasar ante sus propias narices, una y otra vez el tren de la historia y ellos, muy lamentablemente, permanecen en el subdesarrollo...
Gracias, amiga querida, por considerar que yo sería el mejor Ombudsman de mi país...
Besos y abrazos muuuy tiernos para ti, Lili.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Rodolfo!
Un tema, muy importante este que abordas.
El Pueblo debe defender sus derechos, delegando en gente capaz y de ley, y este debe ser el Defensor del Pueblo.
¡¡Por los Derechos Humanos!!

Saludos de J.M. Ojeda

Olga i Carles dijo...

Los pueblos deben alimentarse de la libertad perdida para comprometerse en unidad y salvación.



Grácias.

Carmendy dijo...

Estimadísimo amigo: he pasado por su ensayo sobre Haití, como me indicó y le he dejado un comentario.
Espero sigamos en contacto.
Abrazos de paz y amor fraterno. Carmendy

EL AVE PEREGRINA dijo...

Amigo Rodolfo,paso a saludarte, espero que estés bien, pues las noticias son un poco desalentadoras.Es horrible lo que pasa, vi unas imágenes escalofriantes, no llegaba con lo que tenían...
Espero que se tomen medidas mas contundentes al respecto y que la lentitud acelere ya que esto es INHUMANO.

Perdona, ya quise entrar el otro día y no pude por la lentitud de mi
navegador.

Abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

J.M. Ojeda:
Saludo, mi querido amigo, y gracias del alma por este valioso y alentador comentario; yo, así como tú, Ojeda, creo que es así:
«El Pueblo debe defender sus derechos, delegando en gente capaz y de ley, y este debe ser el Defensor del Pueblo.
¡¡Por los Derechos Humanos.»
y, así como tú, mi querido amigo, también me siento ser un defensor a ultranza de los sagrados derechos de la humanidad...
Recibe mis mas fraternales abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Olga i Carles:
Saludos, mis amigos; creo que sí, así, tal y como dicen, es, pues existe un viejo postulado que reza: «Sólo el pueblo salva al pueblo.»
Gracias a ustedes, reciban mis más cariñosos abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Carmendy:
Gracias, mi querida amiga; aún continuo extremadamente preocupado por la situación haitiana, que, por ser frontera con mi país, es también un problema nuestro. Gracias por leerme, amiga mía, y de seguro que sí seguiremos en contacto.
Abrazos muy cariñoso y fraternos, para ti amiga Carmendy.

Rodolfo Cuevas dijo...

EL AVE PEREGRINA:
Saludos, mi querida Asun, y gracias del alma por tu preocupación... En realidad las imágenes que sirven los noticiarios son desconcertantes, no se puede entender como estos países tan poderosos del mundo, que gastan miles y miles de millones de dólares y euros en su desbocada carrera armamentista, no aportan nada con que conjurar esta terrible epidemia que amenaza con extenderse desde la Antillas a todo el Caribe, luego a Sudamérica y así por el estilo.
En cuanto a mi país se refiere, que comparte la isla de Quisqueya o Hispaniola con Haití, el asunto es de día a día, esperemo... Ojalá y sea a sí como dice y que se tomen medidas más adecuada a la extrema gravedad de la crisis y no que continuen poniendo paños tibios a esta tan preocupante situación...
Gracias amiga por tu preocupación, continuaremos en contacto...
Recibe mis más fraternales abrazos.