domingo, 7 de noviembre de 2010

CÓLERA, TOMÁS, GRIPE Y LEPTOSPIROSIS


CÓLERA, TOMÁS, GRIPE Y LEPTOSPIROSIS

El extraño huracán Tomás ha dejado, tras sus húmedos y lluviosos pasos por la isla  de Quisqueya o Hispaniola que, cuales hermanos siameses, comparten Haití y Dominicana, muchos miles y miles de desplazados, seis muertos, muchos otros buenos miles de personas incomunicadas y casi igual cantidad de personas incontactadas (aún no desaparecidas); así como también, ha provocado un incremento en la epidemia del cólera, sumando a ésta dos nuevas plagas: la gripe (provocada por la húmeda, la lluvia y el hacinamiento de personas en los refugios) y la leptospira (causada por el vertido de las heces y orinas de las ratas, ratones y otros animales infectados, en los ríos, canales y acueductos que sirven para elaborar agua potable). Por tanto, ya que los humanos nada podemos ante las inclemencias naturales, pedimos al Supremo Hacedor que se apiade tanto de haitianos como de dominicanos; y, desde el Sur de nuestra media isla antillana, emitimos un grito que, más bien, constituye una imprecación, en él pedimos: ¡Qué (por Dios y por todos sus santos, ángeles, arcángeles y serafines) reviva y se reactive la humana solidaridad para con el desvalido Haití!
Autor: Rodolfo Cuevas©: 07/11/2010;
todos los derechos reservados; Ley 65-00.

32 comentarios:

Pedro F. Báez dijo...

Una vez más, presente y a tu lado, Rodolfo, pero más que eso, al lado de Haití con todos sus desposeídos. Eso mismo que expresas en tu escrito estaba pensando yo al leer las noticias del ciclón pasando por Haití y República Dominicana. ¡Hasta cuándo, Dios mío! La desgracia de una catástrofe natural no se le desea ni al peor enemigo, pero sobre todo, no se desea para un pueblo tan vapuleado y tan necesitado como lo es el pueblo haitiano. "Dios aprieta, pero no ahoga", decía mi madre amada... Esperemos que en esto no me falle la vieja; que a veces flaquea la fe ante tanta evidencia de indiferencia y olvido. Un fuerte abrazo para ti, Rodolfo querido. Siempre pienso en ti y me pregunto a menudo qué estarás haciendo y cómo te va. Ojalá estés bien, en todos los sentidos. Te abrazo de nuevo y te deseo bien.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Igualmente que Pedro, me sumo a tu plegaria, pues el abandono se prolonga y las enfermedades van en aumento y la tranquilidad de algunos sigue dormida...
A cuantos se saciaría
con estos gastos superfluos...
¡ay, cuanta hambre... moriría!
si uniéramos los esfuerzos...
Ojalá yo tuviera
¡ese oro... inalcanzable...!
lo repartiría bien...
lo haría ejecutable.

Se que mis palabras no van a llegar a ningún lado, pero si yo pudiera...

Un abrazo fraterno.

Gracias, por estar siempre en ayuda del mas débil, Dios te lo premiará.

Liliana G. dijo...

Querido Rodolfo, comparto tu grito y tu impotencia. Este texto me ha estrujado el alma, hay muchas cosas que no deberían ser, esta es una de ellas. Si hay una Justicia Divina, esta tiene que atender a la súplica de sus hijos, los más necesitados. Porque siempre son los carenciados quiene sufren en carne propia estas feroces catástrofes, y uno piensa ¡Dios, hasta cuándo!

Un beso grande y toda mi solidaridad.

MTeresa dijo...

Qué barbaridad,
es de una tristena suprema
que lo peor vaya a parar
a esta pobre tierra
tan sometida al dolor
y a la inclemencia de la naturaleza.
Estoy contigo,
que tan solo que da rezar porque
todo el mundo se vuelque
en ayudar a paliar
tanta necesidad.
Amigo, un abrazo.

Olga i Carles dijo...

Todos juntos en pregária para ese tormento que parece no parar.
Oremos...
Que la luz irradie Haití a través del universo entero y sus hijos e hijas.
Abramos nuestras manos para abrazar y acoger.
Comulguemos en comunión en el buen hacer del corazón.


Grácias.
Un fuerte abrazo.
Feliz semana

MIMOSA dijo...

Lo que no llego a comprender es por qué siempre se adolece todo contra el más indefenso, el más débil. La fe se va perdiendo en cada paso atroz de esta inclemente naturaleza.
Gracias por pasar por casa y comentar.
Te dejo un fuerte abrazo.

aniki dijo...

Las aves y los animales huyen tierra adentro mucho antes de que se desencadene la tormenta, el huracán o el maremoto. La mayoría de fenómenos naturales pueden predecirse con antelación. Pero cuando un país no tiene recursos suficientes o carece de toda la ayuda que necesita, la desgracia está asegurada. Las ayudas humanitarias no sirven de mucho cuando las familias han visto morir a sus seres queridos. Lo que realmente deberían hacer los gobiernos es construir asentamientos adecuados en todas las zonas de riesgo. Lo primordial es que ningún ser humano muera por un fenómeno que puede predecirse.

Besossss.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, mi querido Rodolfo, me uno a esa plegaria a santos del cielo y de la tierra, a la ayuda humanitaria que urge en Haití con la mayor de las premuras y ahora también en tu país. Ojalá que el mundo entero se movilice y no se olvide de quienes por no tener, ya no tienen ni el más elemental de los derechos: ¡el de la vida!

Un beso y un abrazo enormes, mi muy querido amigo y cuenta con todo mi apoyo para ésta y otras causas tan justas y necesarias.

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola querido tocayo.

Me uno a èsta nuestra plegaria. Mia, ya que: aunque con la fuerza de la oraciòn puedo estàr màs cerca de esos mis hermanos y hermanas que cada dìa necesitan de nuestra mirada. Quien soy yo para no mirarte? existes!!! Entonces no seràs màs invicible.

Si solo cada corazòn humano aquì en esta tierra (sin condiciones ni teniendo cuenta de rol)despertase la grandesa del amor nos dariamos cuenta que somos capacez de illuminar todo un mundo y crear lazos de humanidad.

Con aprecio Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

Melody Paz dijo...

Que tierra tan sufrida! Dios! Que tristeza debemos unir nuestras energías en rezos sin importar credos. Debemos ayudar como sea, el sufrimiento no espera, no sabe de tiempos.
Graciass mi Rodolfito por concientizarnos una vez más por nuestro prójimo.
Besotes gigantes como tu corazón.

reltih dijo...

es estresante lo que sucede con nuestros hermanos en tragedia. "Qué (por Dios y por todos sus santos, ángeles, arcángeles y serafines) reviva y se reactive la humana solidaridad para con el desvalido Haití!" es un grito que también me ahoga.
un abrazo mi querido amigo y hermano.

Jorge V. dijo...

Querido hermano Rodolfo, ni irónicamente creo que el supremo hacedor, que es el mismo que padre de Tomas y similares pueda hacer nada. En cuanto a los Humanos, los imposibilitados de siempre somos los que sufrimos y nos preocupamos por la dignidad de los desposeídos, los que granito a granito aportamos , al menos, el deseo de que las cosas cambien, pero, querido Rodolfo, Haití ya no vende, las primeras planas reclaman actualidad y urgencias. Para el poder los habitantes de Haití y aledaños, los del Saharaui, o los de África o Paquistán son sólo números, estadísticas. Ya cumplieron su cometido. Tristemente en el mundo de hoy, Goliat aplasta, sin piedad, a David.
Te dejo mi mayor abrazo.

Carmendy dijo...

Estimado y muy admirado amigo Rodolfo.
Paso a dejarle mi más sincero abrazo y mi solidaridad profunda ante tanto sufrimiento humano allá en esas dolientes tierras de Haití.
Me quedo sin saber qué pensar ni decir, ante tantas desgracias una y mil veces repetidas...qué podemos hacer, amigo...? yo, no veo soluciones desde hace tanto que, todo se me agolpa en la cabeza como una negra pesadilla...
Siento no poder ofrecer más que ésta miserable impotencia que me destroza el alma, siento no saber hacer más, no entender más esto que pasa...ya ves lo pobre que me siento frente a esta inmensa lucha que es la vida, ante tantas derrotas sociales,egoistas e incomprensibles...
Sólo puedo mandarte mi abrazo grande y sincero, desde la humildad de mi corazón herido.
Salud, amigo.Carmendy

Vicsabelle dijo...

Lamento pasar tan tarde a dejar un mensaje por aqui... todo lo que pase a Haití nos afecta aun no querramos, aun querramos hacernos de la vista.
Abrazos de dominicanos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Rodolfo!
La Naturaleza, esta enfadada con el ser humano.
Y lo mas penoso es que como siempre todo recae sobre el mas débil...
Roguemos a Dios.

Saludos de J.M. Ojeda

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos y gracias, del alma, mi estimado hermano Pedro, por estar siempre a mi lado y, más aún, al lado del desposeído pueblo de Haití. Sé que sí, como almas afines que somos, pensamos casi siempre de igual manera. Yo también, al igual que tú, escarbo dentro de mí tratando de encontrar la razón de tantas desgracias para ese pobre pueblo; mas, desde niño, oigo decir que "al de´o malo to´se le pega".
Ojalá, Pedro, que "los dioses de la tierra" se apiaden del dolor y la miseria del pueblo haitiano.
Tu madre Dalia, hermano mío, fue una gran educadora pues en ti se ven sus maravillosos frutos.
Mi salud ha estado un poco delicada, debido a las lluvias intensas, a la gripe y al frío resultante; pero esperamos poder seguir sobreviviendo a fin de poder cumplir con nuestro deber de latinoamericano. Gracias, hermano querido, por pensar en mí, espero tú y los tuyos estén completamente bien.
Recibe mis más fraternales abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

EL AVE PEREGRINA:
Saludo y gracias de corazón, mi querida Asun, por estar al lado de mi causa que, siempre y sin allantes de ningún tipo, será la del más débil...
Espero que Dios Todopoderosos pueda oír nuestros reclamos y, "como Dios habla al hombre a través del hombre", se digne tocar los corazones de aquellos que han usurpado su lugar en la tierra a fin de que éstos puedan tender a Haití sus manos amiga... OJALÁ Y ASÍ SEA.
Sé que sí, eres muy justa; abrazos cálidos, amiga querida, y gracias por estar siempre a mi lado.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, Lili, por gritar conmigo y ayudarme a expresar esa impotencia tan grande que me amilana el alma; bueno es saber que no estamos solos en nuestra lucha y que otros guerreros más fuertes nos secundan en el combate por lograr una mejor sociedad humana.
Gracias, hermana querida, por tu inmensa solidaridad, recibe mis más fraternales abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, María Teresa, y gracias del alma, amiga, por estar siempre conmigo y nuestros pueblos en estos tan tormentosos instantes .
Sean para ti mis más tiernos abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Olga i Carles:
Gracias, amigos queridos, por brindarme su apoyo siempre firme y solidario.
Reciban mis más fraternales abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos, MIMOSA:
Yo también escarbo dentro de mi ser buscando la razón de tantas desgracias para ese pobre pueblo... En verdad, la fe del hombre pierde, a cada día que pasa, más y más terreno...
Gracias por visitar mi espacio y comentar.
Abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos fraternos, Aniki:
Cuantas razón, cortejada por muy analítica sabiduría, contienen tus palabras; las refrendo totalmente.
Gracias, amig@, por venir a mi espacio y comentar. Aquí eres bienvenid@.
Recibe mis abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mayte_DALIANEGRA;
Saludos y gracias, mi muy querida amiga, por estar siempre a mi lado y ser firme, constante y solidaria con las causas que por aquí trato o denuncio...
Ojalá y que el mundo pueda escuchar nuestro ruego, amiga bella.
Besos y abrazos muuuy tiernos, Mayte querida.

Rodolfo Cuevas dijo...

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado:
Gracias del alma, mi querido tocayo, por unirte a mi plegaria que tanto la han hecho suya; sigamos hacia adelante con ella, pidiendo al Todopoderoso y a sus representantes aquí en la tierra que se apiaden de las vicisitudes de Haití.
Gracias, hermano y tocayo, por hacer tuyas estas preces.
Abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Melody Paz.
saludo, ángel hermoso, mi espacio virtual se ilumina con tu visita...
Gracias por unirte a mis preces y rogar por un mejor destino para la población de Haití...
Gracias a ti, amiga preciosa, por acompañarnos en esta quijotesca campaña.
Gracias, amiga bella, por ese beso tan inmenso, recibe miles y miles de los mío.

Rodolfo Cuevas dijo...

Gracias, Reltih, por compartir ese grito que hoy socava y atormenta mi alma; siempre me pregunto: ¿Por qué los poderosos de la tierra ignoran la acuciante miseria de Haití, si sólo con dos o tres medidas pueden resolver tantas desgracias?
Gracias, hermano del alma, por estar siempre conmigo.
Mis mejores abrazos, hermano.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mi querido Jorge:
Mis saludos. ¡Cuántas sabiduría y verdad encierran tus bien pensadas palabras! Ciertamente "Haití ya no vende" ni hay allí nada que buscar, por tal razón no interesa para nada a los mercaderes de la tierra; allí sólo hay miseria, desesperanzas y sueños rotos... "Para el Poder, los habitantes de Haití y aledaños, los del Saharaui, o los de África o Paquistán son sólo números, estadísticas... Ya cumplieron su cometido."
¡Cuánta razón tienes, viejo bardo!
Gracias por compartir tu pensar...
Recibe mi más firme abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos fraternos, querida Carmendy:
Ciertamente de eso mismo se trata, estimada amiga, de expresar aquí esa terrible impotencia que socava mi alma y también la tuya, así como las de los demás amigos y amigas que lloramos por esta causa; ¡cuánta tristeza, amiga, cuánta desolación y desesperanzas en ese pueblo y, nosotros, sin poder hacer nada más que expresar nuestros más doliente y solidario pesar...
De eso precisamente se trata, amiga, de rasgarnos las vestiduras y llorar nuestra infinita incapacidad de obrar en favor de los que menos tienen...
Gracias amiga Carmendy, por tus siempre sinceros y solidarios abrazos, recibe los míos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Vicsabelle:
Saludos fraternos, mi estimada compatriota; en estos casos nunca es tarde para llegar o pasar, amiga querida, pues las desgracias de nuestros pueblos están o estarán siempre ahí. Ojalá y que algún día podamos conjurarlas.
Gracias del alma, amiga querida, recibe mi doliente abrazo de compatriota.

Rodolfo Cuevas dijo...

J.M. Ojeda:
Saludo, mi querido amigo; al parecer es así como dices: "La Naturaleza, esta enfadada con el ser humano. Y lo mas penoso es que como siempre todo recae sobre el más débil... Roguemos a Dios."
Según dicen: "La soga siempre rompe por lo más delgado" y "al de´o malo to´ se le pega"...
Que Dios se apiade de nosotros.
Mis abrazos, amigo Ojeda.

Carmendy dijo...

Estimado amigo:
He leido en algún comenst que ha estado un poquito enfermo...espero y deseo se encuentre bien de salud.
Siento su tristeza por la pérdida de ese gran hombre amigo.Descanse en paz.
Espero siga con sus humanísimos y solidarios empeños en pos de un mundo más justo para esos pueblos sufrientes del planeta.Recuerde que tiene muchos amigos que le apoyamos en sus ideales.
Gracias por visitar mi balcón.
Mi abrazo grande. Carmendy

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Carmendy, y gracias por estar aquí con tus siempre solidarias palabras de aliento. De salud ya me voy sintiendo un poco mejor.
La pérdida de este señor ha sido un duro golpe para mi país, muy en especial para los más desposeídos y la democracia. Agradezco tu firme apoyo y el aliento que me das; ya que, apoyado por personas como tu, vale la pena continuar luchando...
Te visitaré siempre que pueda, pues me encanta tu balcón. Agradezco tus preocupaciones y espero que tanto tu como los tuyos estén bien.
Abrazos inmensos y cariñosos.