martes, 22 de marzo de 2011

ASALTANTES Y POLICÍAS


ASALTANTES Y POLICÍAS
«Si quiere continuar vivo, no se mueva…», le advirtieron aquellos malandrines con caras de poco amigos; él, obedeció al instante. Y así fue como asistió, más que impotente, absorto y preocupado, al grosero despojo de todas sus pertenencias; le quitaron su carro, su teléfono móvil, su cartera, con todo y el dinero que allí poseía y… hasta sus propios documentos personales le quitaron… encima de eso… lo maltrataron físicamente… y como, después del asalto, quedó, además de golpeado, ensimismado hasta la estupefacción, fue al otro día cuando decidió acudir, aunque sí bien temprano, a presentar su denuncia por ante el Cuartel General de Policía… y… él… casi casi se muere del susto cuando advirtió que aquellos oficiales de policías que hoy, correctamente uniformados, debían recibirle su querella, eran los mismos que ayer, en su rol de asaltantes, muy impunemente y con las mismas armas que ahora exhibían oficialmente, lo habían atracado…
 Autor: Rodolfo Cuevas©: 22/03/2011;
todos los derechos reservado, Ley 65-00.

24 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Amigo Rodolfo, un gran relato nos dejas...para que veas la corrupción llega a todas las esquinas...hasta a los uniformados...los que debieran de dar ejemplo...pero la vida es así...

Gracias por tu visita.

Un abrazo desde Galicia.

Vicsabelle dijo...

Ficción o realidad, compatriota? Es un cuento muy grotesco y pensar que es una realidad en nucetras calles...

Un gran abrazo de domincanos

RELTIH dijo...

mientras que en londres los ciudadanos respetan a un maniquí con uniforme de policía, nosotros en nuestra latino américa,tememos de los humanos uniformados de militar. gran tema, crudo pero real.
un abrazo mi querido hermano.

Francisca Quintana Vega dijo...

Bueno...en todas partes hay gente honrada y que no lo es.
Pero, gracias a Dios, son excepciones.
Normalmente, son gente que arriesgan su vida en su trabajo, por cuidar de resto de la gente.
Suelen ser ellos las victimas de los terroristas...como pasa aquí en España. Muchas madres lloran la ausencia de sus hijos que murieron por defender la ley y al ciudadano.

Un saludo.

Trizbeth dijo...

Holaa querido Rodolfo!! Ayy amigo y compatriota, tu historia me ha encantado por la forma tan original en que has contado una triste realidad de nuestro país. No te imaginas lo identificada que me he sentido al conocer esta situacion de tan cerca, que pudiera parecer ficción pero no lo es. Hay que seguir luchando por hacer los que aún podemos las cosas bien ;)

Te mando un gran abrazoooo y un cariñoso saludo :)
Bea

Liliana G. dijo...

¿Impactante? Claro que lo es, Rodolfo, pero lo es porque es tan real como la vida misma. En Argentina pasa otro tanto, nunca sabemos quién es quién o de qué parte están.
Policías corruptos, asaltantes, extorsionadores, secuestradores (este ítem mete miedo de lo común que es), zonas "liberadas", en fin, todo un arsenal que en lugar de estar puesto para defender a la gente, es usado para despojar y hasta matar, a la gente.

Excelente microrrelato denunciante, Rodolfo.

Un beso enorme.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, estimada Asun:
Así es, amiga querida, la corrupción, en la sociedad que lo permite por no implementar los controles adecuados, sube como la leche y como tal se desborda... así es la vida...
Gracias, por tu visita y comentario, apreciada amiga...
Recibe un abrazo dominicanísimo...

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, mi apreciada Vicsabelle:
De vez en cuando, sólo de vez en cuando, solemos confundir la realidad con la ficción y, muy de vez en cuando, ésta última, tal cual sucede actualmente en nuestro país, termina superando a la realidad y suceden cosas que nos dejan patidifusos, como todas esas que, a diario, vemos en la prensa local...
Abrazos dominicanísimos para ti, mi estimada compatriota.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Reltih querido:
Así es, amigo y hermano del alma; al propósito suelo preguntarme: ¿Cuándo nos civilizaremos ciertamente?
Abrazos firmes y afectuosos, mi hermanazo...

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis afectuosos saludos, Paqui:
Así, tal cual dices, suele acontecer, amiga: «en toda parte hay gente honrada y que no lo es», lo malo del caso en nuestro país está en que no suelen ser raras "excepciones" sino una gran y apabullante mayoría de corruptos funcionarios... muy claro está, amiga apreciada, que cuando la fuerza del orden cumple con su sagrado deber de proteger vidas y propiedades, tanto públicas como privadas, merecen todo el apoyo y cooperación de la ciudadanía; mas no puede ser así cuando tal fuerza se dedica a violar, expoliar, menoscabar y maltratar los derechos esenciales del pueblo que hace posible su existencia y hasta el pago de su salario... aquí, apelo a tu buen sentido de comprensión...
Gracias, amiga Paqui, por tu visita y comentario, recibe mis más cariñosos abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos dominicanísimos para ti, Trizbeth:
Querida Bea, me conforta que a una dominicana que escribe tan lindo como tú le haya encantado mi relato hasta el extremo de considerarlo original; también me hace sentir muy triste el tener que mostrar en mis letras que en mi país se continúan violando los derechos fundamentales de los ciudadanos como en la mejor época de la tiranía trujilloniana... y claro que me encanta saber que, como dominicano, no estoy sólo en la lucha por crear una mejor sociedad... la ficción, estimada compatriota, muy de vez en cuando, tal cual sucede actualmente en nuestro país, termina superando a la realidad...
Abrazos muuuy tiernos para ti, querida Bea.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, mi estimada Liliana:
Impactante es poco, hermana querida, deberíamos definir tal situación de espectacular; ya veo que ciertamente están en la misma situación que nosotros, en vez de "Zonas liberadas" de delincuentes, que no son más que ellos mismos, aquí en nuestro país se le llama "Barrio seguro"... reitero, igual ocurre en mi país, pero la bendita corrupción castrense posee en Dominicana patente de corso entregada por los políticos de turno, es lo que se llama, en el siempre oportuno lenguaje de los politiqueros, "vive y deja vivir".
Besos tiernos y abrazos muy cálidos, para ti, hermana de mi alma..

Rodolfo de Jesús Chávez Mercado dijo...

Hola querido tocayo. Saludos.

Puès, que decir? Corrupciòn/ injusticia. Ya vez que tan solo al leerlo en un relato como el tuyo te causa indignaciòn. Ahora que sentir en nuestra real sociedad? No sigo el comentario...

Dios te bendiga y un fuerte abrazo.

Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm.

Déjame un Poema dijo...

Querido Rodolfo, gran relato.
real, cosa de todos los días en mi pais, Dios quiera que se produzca un cambio y que todos los corruptos paguen por ello.
Hay policias honesto que pierden la vida por no engancharse con los corruptos.
es un placer enorme leeete, me encantan tus relatos, es un placer visitarte.

(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)Querido Rodolfo•.• ♥•.• ★
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
♥ º° ♥`•.¸.•´ ♥ º° ♥ `•.¸.•´` Que tengas
(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)un buen …★
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´★Fin de semana
(`’ ●.¸ ★ Cuando se tiene un amigo
(`’ ●.¸ ★ se tiene un pedazo del cielo
(`’ ●.¸ ★ un refugio, un cómplice
(`’ ●.¸ ★ ese ser que nos transmite
(`’ ●.¸ ★ confianza y respeto
(`’ ●.¸ ★ Cuando se tiene un amigo
(`’ ●.¸ ★ se tienen las alas
(`’ ●.¸ ★ extendidas al viento
(`’ ●.¸ ★ y se puede desnudar el alma
(`’ ●.¸ ★ sin correr riesgos.
(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)★Que Dios
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´★te bendiga
♥ º° ♥`•.¸.•´ ♥ º° ♥ `•.¸.•´` ★Querido
(¯`•.•´¯) (¯`•.•´¯)★AMIGO★
*`•.¸(¯`•.•´¯)¸.•´
♥ º° ♥`•.¸.•´ ♥ º° ♥★Noemi…★
♥` ♥ º°♥★ Besitos ★♥ º° ♥` ♥

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm.:
Así es, mi querido tocayo, la corrupción, la injusticia y la maldad indignan y asquean y aún más cuando sabemos que éstas nos constituyen parte de la simple y creativa ficción sino de la más cruda realidad de nuestro entorno social...
Gracias, tocayo querido, por tus bendiciones; que el Señor te ilumine, te guíe y te bendiga por siempre... recibes mis mejores abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Para Déjame un Poema:
Mis saludos, bella Noemí; para mí es muy grato recibir tu visita y comentario... ciertamente es muy penoso lo que ocurre con la corrupción policial en las calles de nuestras latinoamericanas sociedades, pues casi en todas acontece lo mismo; ojalá y que Dios te escuche y se pueda llegar a producir un cambio, ojalá y que los corruptos comiencen a purgar por sus maldades...
Me alegra que te gusten mis relatos, es ése un gran incentivo para poder seguirlo publicando...
Gracias por todas tus bendiciones y ese bello mensaje sobre la amistad que aquí me dejas, lo comparto muy plenamente...
Recibe besos tiernos y abrazos muuuy cálidos, acompañados de miles y miles de bendiciones para ti y los tuyos. Que tengas muuuy felices días.

Trizbeth dijo...

Hola Rodolfo querido!! Gracias por tus comentarios!!! he dejado un regalo para ti en mi blog! Ve a buscarlo :) Un abrazo grande amigo!!
Bea

alondra-volarsinalas dijo...

¡Hola! la historia como siempre muy bien escrita pero el final, al menos en este lado del charco no sería así... Aquí los uniformados tienen que tratar con guantes de seda a los malandros de lo contrario les caen las denuncias como aguacero, y después de mucho trabajo y papeleo, llega el juez y los pone de nuevo en la calle.
Saludos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Entiendo. No te preocupes.

Taty Cascada dijo...

Corrupción, qué palabra más sucia y despreciable. En mi país todavía la policía es respetada y no se deja intimidar por las sumas de dinero; pero sé que los cimientos de las Instituciones se pueden vulnerar si comienzas a insistir.
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, preciosa Bea:
Te felicito por tu premio (te auguro muchos más) y te agradezco el que me incluya entre tus preferidos. Por razones que ahora escapan a mí, y que quizás colegirás por la última publicación en mi espacio, se me hace muy difícil seguir las reglas y poder compartirlo ahora mismo, pero prometo hacerlo más adelante, cuando mi amo Cronos decida liberarme un poco...
Gracias del alma, bella Bea, y recibe de mi parte, con sumo cariño, muy dominicanísimos abrazos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, Alondra:
Si te fijas bien, en este lado del charco, no son los malandros los que roban o atracan sino los mismos uniformados, o sea, existe una inversión de la realidad social. Gracias a Dios, en tu nación ocurre como debe ser: los malandros son enfrentados policial y judicialmente y los policías, al parecer, respetan los derechos humanos, pues, según dices: "los uniformados tienen que tratar con guantes de seda a los malandros de lo contrario les caen las denuncias como aguacero".
Abrazos tiernos, amiga querida.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, Paqui Quintana:
Gracias, amiga, por entender el objetivo de la denuncia...
Abrazos sinceros para ti, Paqui.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos, amiga Taty:
Sí, así es, corrupción es ciertamente una palabra muy fea y su acción es aún más fea y dañina. Gracias a dios que los uniformados de tu nación mantienen los principios de servir sin corromperse.
Abrazos muuuy fraternos, apreciada Taty.