miércoles, 23 de abril de 2014

EL FINAL DE LA CENSURA


EL FINAL DE LA CENSURA

La Palabra, ahora prisionera de la Censura, exclamó impotente: «Enclaustrada estoy y, por naturaleza, preciso de volar en libertad». La Libertad que, conmovida, escuchó tal grito, arengó a sus subalternos: «Vayamos y liberémosla», les dijo. Inmediatamente un tropel de guerreros, constituido por soldados de la Libertad, fue a liberar la prisionera. La Censura, recurrió entonces a sus más irritantes sortilegios. «Yugulen la libertad de expresión», ordenó a sus pretorianos. Mas una flecha, surgida con formidable precisión del arco de la Libertad, penetró el frágil talón de Aquiles de la Censura y se logró así liberar a la Palabra.


Autor: Rodolfo Cuevas©: 10/07/2012; 
todos los derechos reservados, ley 65-00.
P.D:


La Fundación César Egido Serrano convoca el IV Premio Internacional de Microrrelatos “Fundación César Egido Serrano”. Teniendo como premisa fundamental, el objetivo de la Fundación: “La palabra como vinculo de la humanidad, frente a toda violencia”, y la capacidad que la palabra tiene para unir a los pueblos, se convoca la IV Edición del concurso, bajo el lema: “Mandela: Palabra y Concordia”. Podéis enviar vuestros relatos a través de este link: http://www.museodelapalabra.com/es/concurso-de-microrrelatos/4-edicion/formulario-de-participacion 
Gracias por hacerlo.

10 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

gracias por comentar
Tu blog es diferente al mio pero tenemos en comuú
una pasion ...
la de escribir...
La historia sigue cuando quieras te espero un brazo inmenso

AdolfO ReltiH dijo...

SI HAY COSAS QUE CENSURAR, YO ME PREGUNTO, ¿QUÉ PIENSAN ESAS PERSONAS ENCARGADAS DE CENSURAR?. EXCELENTE PARODIA LA QUE HAS CREADO.
UN ABRAZO MI HERMANANAZO

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La Libertad bien aplicada es un Mantram Sagrado.



Gracias.
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Excelente relato, querido amigo, LIBERTAD es una palabra para echar a vuelo, no para encerrarla en el oprobio de la censura. Armados con las voces de la razón, el amor, la esperanza y la valentía, es como se lucha contra los ideales de libertad.

Un beso enorme, querido hermano, y mis felicitaciones.

P.D.: he participado en este prestigioso concurso en el que he logrado algún reconocimiento especial. Vale la pena concursar, doy fe.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, estimada amiga de RECOMENZAR:

Así es, ciertamente, amiga, tenemos en común esa pasión, la de escribir la cual es, para mí, la mayor de las pasiones.
Gracias por tu visita, comentario e invitación.
Recibe mis fraternales abrazos.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciado amigo y hermano ReltiH:

Muy buena pregunta, querido ReltiH. Ciertamente vivimos rodeado de numerosos censores que deberían ser (ellos mismos) muy extremadamente censurados.

Recibe mis fraternales abrazos, hermano del alma.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Así es ciertamente, amig@s Olga y Carlos:

Estoy muy de acuerdo con ustedes, pues, la libertad, así bien aplicada siempre,como realtan es un asunto sagrado.

Reciban, apreciad@s amig@s, mis más fraternales abrazos.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias, apreciada amiga y hermana Liliana G.:

Es muy bello y edficante el comentario que aquí me has dejado, amiga querida, gracias del alma por tus felicitaciones.

Abrazos tiernos, acompañados de mis sinceros deseos de que tengas muchas salud y bendiciones siempre.

P.D.:
Es éste, mi apreciada Liliana, uno de los pocos concursos en que invariablemente participo y lo hago por que tiende a resaltar la importancia de la palabra y otros valores. Me alegra saber que tú también participas en él y que tienes sobre éste tan buen punto de vista. Gracias.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querido Rodolfo, hace unos días te deje aquí un comentario de tu relato y visité el enlace que nos dejas y veo que no aparece.En fin...que me gustó y mucho
Un abrazo
Sor.Cecilia

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciadísima Sor. Cecilia:

Es para mí un alto honor que usted esté por aquí visitándome y mucho más aún que me haya premiado con uno más de sus valiosos comentarios y me alegra saber que le ha gustado mi relato. En cuanto al otro comentario se refiere, le diré que no lo vi. Siempre tengo sin restricciones mi bandeja de comentarios y allí llegan los que mis amig@s hacen, mas sucede que últimamente hay muchas exigencias para publicar comentarios por parte de Blogger.

Reciba, Sor. Cecilia, mis más cariñosos abrazos y parabienes.