viernes, 17 de enero de 2014

MI ZAHIR*

MI  ZAHIR*

Me he percatado de que, yo
—al igual que los árabes, Borges,
Coelho y muchos otros soñadores más—
también poseo un zahir (mi propio zahir).
Sí, y así, tal y como sucedió a ellos
en su debido momento, a mí también
me coge y me sobrecoge ese recuerdo
tan poderoso, incisivo y permanente
que, además de no permitirme ni tan
siquiera el acto de razonar correctamente,
menos me consiente el de poder dormir.
Y eres tú (erótico motivo de mi vivir,
que, totalmente, subyugas mi soñar,
mi pensar y hasta mi forma de sentir)
esa bella e invariable presencia
que, tornándose en intangible zahir,
se me ha vuelto inseparable
y, hasta cierto punto, inolvidable.
Sí, eres tú ese asiduo pensamiento
que se me ha trocado en ingénito
y no consigo olvidarlo ni obviarlo,                
por más que eclipsarlo intento.
En fin, tú, señora de mis sueños imposibles,
eres ese dulce y afable tormento de mi existir,
que, sin buscarlo, quererlo, ni pretenderlo yo,
se ha convertido en el ingente zahir de mi vivir
que hoy, adueñándose de mi forma de pensar,
no me permite soñar ni, mucho menos, dormir.

Autor: Rodolfo Cuevas©: 13/11/2009;
derechos reservados, Ley 65-00.


*Según el escritor Jorge Luis Borges, la idea del Zahir procede de la tradición islámica, y se estima que surgió en torno al siglo XVIII. En árabe Zahir significa visible, presente, incapaz de pasar desapercibido. Se aplica a algo o alguien con el que, una vez entramos en contacto, acaba ocupando poco a poco nuestro pensamiento, hasta que ya no somos capaces de concentrarnos en nada más. Y, a eso, se puede considerar como santidad o locura.

22 comentarios:

ReltiH dijo...

UNA DEDICATORIA HERMOSISISISISA, QUE NO PODEMOS PASAR POR ALTO. (O SEA ZAHIR). GRACIAS POR COMPARTIR TUS ROMANTICISMOS.
UN ABRAZO HERMANO QUERIDO

AMBAR dijo...

Santidad o locura, muy hermoso tu Zahir, y muy bello tu poema, gracias.
Con tu permiso me quedo.
Un afectuoso saludo.
Ambar

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciado amigo y hermano Reltih, mucho me alegra saber que te ha gustado mi romántico poema. Abrazos fraternos y gracias por estar por acá, hermanazo.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias, Ambar, por tus hermosas palabras. Aquí eres bienvenida. Recibe mis cariñosos abrazos.

MTeresa dijo...

Querido amigo,
es un texto precioso,
poético, emotivo
y que alcanza la plenitud
literaria.
Magnífico,
has alcanzado el numen
de los grandes literatos,
un admirado abrazo.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

¡Cuán bellas, son tus palabras, querida amiga Maria Teresa, me siento muy agradecido de ellas y espero poder ser ciertamente merecedor de tan hermoso galardón.
Gracias por tus visitas.Deseo que estés bien, que tengas muy felices días y que reciba mi más afectuosos y fraternales abrazos.

fus dijo...

Espero que no pierdas el contacto con ese Zahir, porque te hace escribir textos muy interesantes y llenos de sentimientos y humanidad.

un abrazo

fus

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias, apreciado amigo Fus, por tus visitas y comentarios. Prometo tratar de no perder el contacto con Mi Zahir y esforzarme en continuar escribiendo cada vez mejor...
Recibe mis fraternales abrazos, amigo Fus.

Francisca Quintana Vega dijo...

Siempre es bueno tener un estímulo, una ilusión, una musa. No sabía yo el significado de esa palabra, siempre se aprende algo nuevo...jaja. La verdad es que la cultura árabe tiene muchas cosas admirables, como todas las culturas. A mí me encanta la diversidad. Lástima que en todas haya hombres malos que las invaden como manzanas podridas.

Francisca Quintana Vega dijo...

Ah...se me olvidaba. Mis cordiales saludos, como siempre.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Así es, estimada amiga Francisca, siempre es agradable tener a alguien o algo que nos motive a crear y a ser mejores. Yo también aprendo mucho leyendo a mis amigos y soy, como usted, un gran amante de la diversidad cultural del universo. Ojalá y que, en el mundo,prevalezcan por siempre los seres de mejores voluntad...
Reciba, apreciada amiga Francisca, mis más fraternales saludos y que tengas muy felices días.

MTeresa dijo...

Buenos días,
mi recuerdo te alcanza a través
de los días, mi amigo lejano
que empapa la amistad
con sugerentes poemas.
Vuelvo a leerte,
apreciado.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Construyendo y descifrando ese Zahir se Venera Cielo y Tierra.


Gracias.
Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

¡¡Qué hermoso!! Querido Rodolfo, tu poema es todo sentimiento y me recuerda en su léxico a Miguel de Cervantes cuando enaltece a Dulcinea.
Me encantó.

Besos y abrazos.

RECOMENZAR dijo...

es muy interesante haberte encontrado fekicitaciones por tu obra

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciada amiga Maria Teresa. Antes que todo, te pido excusa por el largo tiempo de ausencia... Gracias por dedicarme un poco de tu siempre valioso tiempo. Abrazos firmes.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciad@s amig@s Olga y Carlos:
Así, de la forma en que lo exponen, ciertamente es... Reciban mis más cariñosos abrazos.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, apreciada amiga Liliana:
Perdón, amiga y hermana, por el largo tiempo que espero por respuesta este comentario. Me alegra que te haya encantado este poema y aún más que te haya recordado al maestro Cervantes enalteciendo a su Dulcinea.
Gracias, apreciada Lili, mucha salud y bendiciones para ti. Te aprecio mucho.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Saludos y gracias, amiga Recomenzar, por tus felicitaciones, visitas y comentarios. Entiendo que quien se privilegia al encontrarte a ti soy yo.
Recibe mis más cariñosos abrazos.

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos y gracias del alma a tod@s l@s demás amig@s que han invertido su tiempo en leer mi relato. Gracias, pues, muchas gracias.

Anónimo dijo...

Rodolfo,

Qué hermoso poema. Me hiciste recitarlo en voz alta a medida que veía iba encuadrando perfecto con mi vida. O tal vez sería para que mi Zahír lograra oirlo esté donde esté.

Continúa con esa delicadeza y etereidad al escribir.
Te mando un abrazo enorme desde Colombia.

Atte.

Alfi

Rodolfo de Jesús Cuevas dijo...

Mis saludos, Alfi:

Me agrada saber que te ha gustado mi humilde poema y que incluso lo has recitado en voz alta a fin de que tu Zahír pudiera oirlo donde esté...
Agradezco mucho, también, tu hermoso punto de vista sobre mi forma de escribir.

Gracias por tu visita y comentario y recibe, apreciada Alfi, un abrazo cálido desde la siempre cálida Rep. Dominicana.