jueves, 25 de marzo de 2010

LOS TRES DERECHOS FUNDAMENTALES


¿A quienes tenemos aquí, en las imágenes? El señor maquillado y con su traje orlado en oro, es nada más y nada menos que Rafael Leonidas Trujillo Molina y la joven es su hija Angelita Trujillo (la que hoy llora por el reino perdido); Fue Trujillo un dictador sangriento y totalitario, un verdadero criminal que gobernó absolutoriamente en mi país —Rep. Dominicana— durante 31 largos años. En tal lapsu, cometió, y cometieron sus apoyados funcionarios, amigos y parientes, muchos abusos contra la empobrecida y sojuzgada población; aún así muchos dominicanos cabezas huecas de hoy dicen anhelar su gobierno. A continuación, leamos un breve relato inspirado en sucesos acaecidos en su tan ominosa era.

LOS TRES DERECHOS FUNDAMENTALES

Juan Refrán, preocupado por ayudar a sus familiares con la obtención del sustento diario se dedicaba a limpiar zapatos, a hacer mandados, a vender cualquier tipo de chuchería que le mandasen y hasta a acarrear aguas por unos pocos centavos. Tenía apenas diez años de edad y ya percibía la inmensa degradación social que corroía al país en aquellos tan difíciles momentos políticos.
Discurría el 1960 y, con tal año la tercera década de mando del tirano y los sectores pobres del país, atravesaban, en cuanto a lo económico se refiere, una dura etapa de carestía y estrechez; mucho achacaban el origen de aquel horrible momento financiero a la situación de lujo y de dispendio que se verificó en la nació en aquel momento en que el megalómano dictador decidió —en 1955— celebrar la mal llamada “Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre”. En tal virtud, sostenía un ciudadano: «Dispués de eso la piña se puso agria, bien agria». En tanto que otro le corregía: «No, compay. No es que ‘taba agria, es que, de allí en adelante, ni siquiera hubo piña». Un tercero añadía: «Imagínense ustedes, si sólo en el traje y los ornamentos de la hija del tirano, coronada como reina de la “Feria” con el nombre de “Angelita I”, se fueron 155,000 dólares». Y un cuarto se atrevía a preguntar: «Y, ¿cuánto habrá costado el traje bordao en oro del Perínclito...?»
Ay de que, en medio de aquella situación de crisis política, social y económica en que vivía el país, los servicios de inteligencia de Trujillo se enteraran de que estos infelices opinaban que la cosa, en su régimen, estaba mala, bien mala.
Juan, entre la hilaridad y la tristeza, recordaba aquel día en que su progenitor, don Cristino Vilorio, fue arrestado por la: “Guardia Trujilloniana”, porque no tenía en exhibición, en la humilde salita de su casucha de La Cienaga, el consabido retrato del Dictador y aquella desmoralizante plaquita en que rezaba: “En esta casa: Trujillo es el Jefe”. El padre de familia, al ser interrogado por el comandante del destacamento sobre el porqué no loaba al Jefe en su hogar contestó: «Es que yo apenas soy un chiripero, por tanto, no poseo trabajo, ni oficial ni privado, ni dinero con que adquirir tales cosas». Pero el dinero sí que apareció, pues la única exigencia del teniente jefe de puesto para liberar a Cristino fue: «¡Ah!, po’ tá bien!; este ciudadano no me sale libre mientras que los familiares no compren tales artículos y vengan aquí y me los  presenten...»
Y así fue, los familiares del detenido —o sea, Ana virgen Gómez y sus hijos—, tuvieron que reunir los 100 pesos necesarios, presentarse luego a las oficinas del Partido Dominicano, sita en el malecón, a comprar los objetos exigidos y, por último, volver al destacamento militar a presentárselos al teniente, quien al liberarlo les dijo: «¡Óiganme bien to’ ustedes!, aquí, to’ el que ‘tá vivo debe venerar al Jefe o se jode».
Cien pesos en aquel entonces era mucho dinero, motivo por el cual, esa familia de chiripero quedó prácticamente arruinada. Y ésa era la razón por la cual Juan Refrán se dedicaba ahora a la venta de periódicos y revistas; pero, en tal negocio, no le iba nada bien, ya que, bajo aquel régimen tan férreo, los medios de expresión los cerraban “por cualquier quítame esta paja”. En tal virtud, recordaba aquella ocasión en que uno de los más populosos diarios de la nación publicó erróneamente un titular que rezaba: “En un nuevo aniversario del nacimiento de Trujillo: Personalidades, funcionarios, profesores y estudiantes colocan flores en su tumba”, por querer decir: “En su busto”. En tanto que otro, tratando de loar al tirano, estampó en su titular: “Trujillo, poco a poco, se convierte en el nuevo Atila del Caribe”, por querer decir: “En el nuevo Atlas del Caribe”. En ambos casos, ya podrá el lector imaginarse cuales fueron las fatales consecuencias sufridas por periódicos, periodistas y hasta canillitas1; pues, al estar cerrado los primeros, los segundos, estaban presos o huyendo y, los terceros, pasaban hambre porque no tenían nada que vender.
Siendo así, el adolescente coligió que, en tal país, no se podía vivir de ser ni periodista ni canillita; pues, aunque se supone que la libertad de expresión es consustancial a las actividades del ser humano, este teorema allí no se cumplía... De ahí que, Juan Refrán, más adelante en el tiempo y el espacio, justificara tal proceder razonando muy sabiamente: «Es que, en tal época, en nuestro país, al ser humano tan sólo se le reconocían tres derechos fundamentales: Ver, oír y callar».
Autor: Rodolfo Cuevas©: 27/07/2009;  
todos los derechos reservados, Ley 65-00.



1 Vendedores de diarios, periódicos y revistas.

32 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Cuantos sacrificios para subsistir ¡y… a tan corta edad…!la carestía y pobreza son desencadenantes fundamentales que conllevan a la crisis y al caos…
Entrada hermosa que nos habla de la política de su país.

Un agarimoso saludo.

Húayat dijo...

Estos desgraciados sinvergüenzas están en todos lados y lo seguirán estando hasta que elevemos nuestro nivel de conciencia. pero para ello hay que educar al pueblo y hacerlo muy bien. Un abrazo fraterno amigo denunciador.
Salud-os desde mi torbellino existencial.

MTeresa dijo...

Los hay en todas partes
y en cualquier país
se asientan por la ignorancia
del pueblo.
Por ello lo importante de
una nación es la escuela
y la cultura, sin duda.
Me ha conmovido el relato,
se nota tu magia.
Un abrazo

reltih dijo...

no sabia que en tu país hubo un periodo de dictadura. uffff da rabia saber lo que hacían esos mal paridos!! y da mucha alegría que hayan personas como tú, que reconocen los errores de la sociedad, y los divulgan. eso es mi hermano!! buena por esa!!
un abrazo

Rodolfo Cuevas dijo...

El ave peregrina:
Saludos, querida amiga. Así es, las dictaduras tienden a crear una miseria radical en las sociedades en que actúan, pues todos los bienes van a parar a los bolsillos de los tiranos y sus adlateres, en tanto, el pueblo oprimido se torna cada vez más y más mísero. Gracias por tu comentario.
Abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Húayat:
Es cierto lo que dices, querido amigo, éstos surgen siempre en pueblos sin conciencia y que viven soñando con Mesías tropicales de "Manos duras", pues no comprenden que la única "dictadura" que debe imperar en una sociedad determinada es la proveniente de la Ley, o sea, la que se dan los mismos ciudadanos a través de los instrumentos legales establecidos.
Un gran abrazo, amigo mío.

Rodolfo Cuevas dijo...

María Teresa:
Así es, amiga, son un producto surgido de la propia ignorancia del pueblo. Y ciertamente, un país sin educación adecuada repite su historia constantemente; pues vive así en un círculo vicioso que lo guía a la dictadura una y otra vez. Me alegra que te haya gustado.
Un abrazo fraterno.

Rodolfo Cuevas dijo...

Reltih:
Sí, amigo, una de las peores de América, 31 largos años de muy sangriento totalitarismo. Existe en el blog otro relato publicado el 3 de marzo que también trata el tema TRUJILLO: EL HEDOR DE LA MUERTE); ya que, la hija menor del tirano con ayuda de malos dominicanos, están tratando de deificarlo. Gracias por tu reconocimiento.
Un gran abrazo, hermano Reltih.

la_gaviota dijo...

al menos esos derechos tenian, en muchas esferas, no se les permitia ni eso, pero que bueno, que ese tiempo quedo en el pasado, y las personas a hora, luchamos por que se respeten nuestros derechos fundamentales, que son mas que
ver, oir y callar.

un abrazo amigo, una historia que no la conocia, muy grato saberla atravez de tu blog, besitos

María dijo...

Los más grandes, pero pequeños de corazón, se aprovechan de los indefensos y los más débiles.

Feliz Domingo de ramos.

Saludos.

Liliana G. dijo...

Mi querido Rodolfo, la lectura de tanto agravio a tu pueblo, un pueblo hermano, me llena de rabia y de impotencia, la misma que he sufrido ante las injusticias de mi propio país (y seguimos sufriendo ¿o nadie se dio cuenta de que "el matrimonio reinante", nos quita hasta los sueños?).
Por suerte "no hay mal que dure cien años" y el canalla ya es historia.

¿Por qué creo que sé quién es Juan Refrán?

Un beso y un abrazo gigantes.

Ursula dijo...

Rodolfo...

"no porque sean muchos y griten más fuerte... es porque tengan razón"

así reza una reflexión y me animaría a agregar que el que grita o necesita de la violencia y la fuerza para dominar... está muy lejos de la verdad y la justicia...! lamentablemente amigo querido... también en mi país se sufrió una dictadura... por ello te comprendo y te felicito por este post!!!

te dejo un abrazo amigo querido!!!
que tengas un bello domingo y una excelente semana!!!

hermosos días!!!

beso!!!

MTeresa dijo...

Hola amigo
te deseo un feliz domingo

Rodolfo Cuevas dijo...

Gaviota:
Saludo, amiga preciosa. Asi, como dice es, dicha tiránica era quedó en el pasado, pero aquellos que medraban en ella, procuran hoy resucitarla; por tal razón, los civilistas, debemos estar atento y con la espada en alto, a fin de cortar, una y otra vez, la cabeza a esta Medusa, que posee miles y miles, cada vez que una de ellas le retoñe. Me alegra que te haya gustado, amiga bella.
Besos y abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

María:
Mis saludos, amiga querida. Así mismo es; pero sólo son grndes por el poder y armamentos que poseen y actúan siempre, en contra de los pueblos que subyugan, cual vil asociación de malhechores.
Abrazos, amiga bella, y muy feliz Domingo de ramos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Liliana G.:
Querida amiga, este relato va en la misma tesitura que el anterior (TRUJILLO, EL HEDOR DE LA MUERTE; 3/03/10), pues el legajo publicado por "Angelita I" (la princesa que llora por su reino perdido), levantó en mi país una gran polvareda y dejó al pueblo preguntándose si necesitan o no un Trujillo; con él pretendo concienciar a mi pueblo acerca de lo nefasta que fue la dictadura de marras. Al cabo de 31 largos años, un grupo de heroes se envalentonó y ajustició al Sátrapa del Caribe.
En cuanto a Juan Refrán, es el personaje principal de una colección de cuentos intitulada «LAS AVENTURAS DE JUAN REFRÁN» con relatos referente a esa época negra de mi país. Junto a Trujillo, malvados sean Videla, Galtieri y Pinochet, donde quiera que se encuentren.
Gracias, hermana del alma, por tu siempre interesante comentario.
Besos y abrazos grandes.

Rodolfo Cuevas dijo...

Ursula:
Mi querida amiga, recibe mi más cálido abrazo. Así es: "no porque sean muchos y griten más fuerte... es porque tengan razón"; mas, ellos creen que sí la tienen. Pues, aquellos que viven abusando de los pueblos pobres creen que nunca le llegará su final... y, así fue, al final de la historia, 31 largos años después, un grupo de valientes dominicanos, decidió ejecutar al Tirano y, a los tres días, lo hallaron, metido en el baul de un carro, por el hedor que de su cuerpo de "semidios" se desprendía.
Sé de la dictadura sufrida por tu país, que es también mío, por tanto digo siempre: Junto a Trujillo, malvados sean Videla, Galtieri, Pinochet, Franco y los Somoza, donde quiera que se encuentren.
Gracias, por tu cariño, querida Ursula. Besos y abrazos por montones y muy existosos parabienes.

Rodolfo Cuevas dijo...

María Tereza:
Hola, querida mía, mis cariños y, junto a éste los más dulces momentos de la vida.
Feliz domingo, bella amiga y tiernos abrazos.

Antoñi dijo...

La triste historia de los pueblos, del tuyo y del mio y de tantos, que han sido y serán gobernados por tiranos y asesinos... Como bien dices, siempre quedan aquellos que le veneren como dioses, dioses de barro amasado con sangre y dolor....
Besos
Antoñi

Rodolfo Cuevas dijo...

Antoñi:
Saludos, amiga. Así mismo, como dices, es, son personas que, debida a su alta dosis de morbo político, alimentan en torno a éstos, con sus loas, un culto a la personalidad que desemboca en la tiranía; pero, como ellos no son inmortales, siempre les llega el final, que, casi siempre, es trágico y sangriento...
Besos y abrazos, amiga querida.

Poetiza dijo...

Amigo, que buena informacion. Personas asi hay por todos lados, un gusto leerte. Te dejo un beso, cuidate.

María dijo...

Hola, Rodolfo, venía a dejarte mis saludos en esta tarde de primavera fría.

Rodolfo Cuevas dijo...

Poetiza:
Saludo, amiga; gracias por tu visita.
Me alegra que te guste la información contenida en mi relato.
Besos y abrazos fraternos.

Rodolfo Cuevas dijo...

María:
Gracias, querida amiga, por venir tan sólo a dejarme tu saludo; es un gesto muy precioso de tu parte que posee para mi un enorme valor. Doy reciprocidad a éste dejándote todo mi cariño.
Abrazos tiernos.

Morgana Moonlight dijo...

Mientras no tomemos conciencia de que en cada uno de nosotros está la responsabilidad de ser ciudadanos impecables que hacen de su diario existir una contribución al entorno social en el que nos desarrollamos, serán siempre necesarias las muletas como las dictaduras.


Gracias por tu visita, eres bienvenido cuando gustes.

Wassail !!!

Rodolfo Cuevas dijo...

Morgana Moonlight:
Éste es un pensamiento muy real: mientrás que el ser humano no tomes conciencia de su responsabilidad social, seguirá arrastrando cadenas y se las hará arrastrar a los demás, pagando así «justos por pecadores». Gracias por visitarme y comentar. Este humilde espacio es tuyo también.
Un dulce abrazo.

MTeresa dijo...

Buenas tardes, amigo
te saludo con el corazón
y te dijo mis felices deseos
para que disfrutes la
Semana Santa,
el amor de Jesucristo
en la cruz por todos
nosotros.
Un abrazo

Rodolfo Cuevas dijo...

María Teresa:
Gracias, bella amiga, por tan hermoso saludo y felices deseos; soy un gran admirador de Jesús, un seguidor apasionado de su vida y obra; por tanto, agradezco con el alma tus parabienes e imploro que el Creador los redoble al regresarlo hacia ti.
Tiernos y cariñosos abrazos

Pedro F. Báez dijo...

La desvergonzada y sanguinaria dictadura de Trujillo... Tiempos terribles para República Dominicana y afrenta enorme para toda América. Las dictaduras todas, de derechas o de izquierdas, son abominables y sólo causan parálisis y anquilosamiento social y económico. La democracia como solución no es perfecta; dista mucho de serlo, pero es una alternativa mucho más viable y prometedora. Abrazos y celebren hoy, que, con dificultades y retos, son mucho más libres que lo pudieron o podrían ser bajo un régimen dictatorial. Abrazos de corazón desde mi Isla.

Helô Strega dijo...

Adorei vir aki e elimentar-me um pouco de sua cultura.
Tenha uma boa páscoa!
Te gosto muito caro amigo!!!!
Beijinhos

Rodolfo Cuevas dijo...

Pedro amigo:
Perdón por contestarte tan tarde este comentario, pues no me había percatado de él hasta hoy. ¿Sabes comparto perfectamente el enunciado siguiente:
«Las dictaduras todas, de derechas o de izquierdas, son abominables y sólo causan parálisis y anquilosamiento social y económico. La democracia como solución no es perfecta; dista mucho de serlo, pero es una alternativa mucho más viable y prometedora.»
Ojalá que en nuestra Cuba, tan querida, pueda pronto florecer la democracia.
Abrazos fraternos y solidarios, amigo Pedro.

Rodolfo Cuevas dijo...

Helô Strega:
Gracias amiga por venir, te he reiterado que este espacio es tuyo.
Me alegra que te guste culturizarte en mi blog. Yo también te amo querida amiga.
Besos y abrazos cálidos.